26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:30

Los MIR son la gran esperanza de la Primaria ante el aluvión de jubilaciones

Las sociedades científicas intentan aumentar el atractivo de la especialidad para evitar que se intensifique la precariedad laboral

Jueves, 17 de septiembre de 2015, a las 22:01
José A. Puglisi. Imagen: Miguel Fernández. Madrid
Los representantes de la Atención Primaria han lanzado un mensaje claro: necesitamos a los MIR para garantizar el futuro de la especialidad. El riesgo del aumento en el número de jubilaciones durante los próximos 10 años ha sido uno de los puntos clave en el debate ‘¿Atención Primaria en crisis?’ que se ha celebrado en la VIII edición del Congreso de Estudiantes de Medicina, organizado por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

Josep Fumado I Queralt, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Rural del Cgcom; Alberto López Rocha, miembro de la Junta Directiva Nacional de Semergen; Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana del Cgcom; Francisco José Sáez Martínez, vicepresidente de SEMG; Domingo Antonio Sánchez, vicepresidente del CEEM; María Fernández García, vicepresidenta de Semfyc; Salvador Galán, secretario de Atención Primaria de la CESM; y Miguel Ángel  Fernández, coordinador del Grupo de Docencia de la Aepap.


Salvador Galán, secretario de Atención Primaria de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), asegura estar preocupado porque el 50 por ciento de los médicos de Atención Primaria se jubilarán entre 2016 y 2026, “lo que podría facilitar la profundización de la precariedad laboral y una caída en la tasa de reposición, siendo los profesionales que están dentro del sistema sanitarios quienes asuman la nueva carga de trabajo”, precisa.

Ante este panorama, María Fernández García, vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), ha invitado a que los alumnos escojan esta especialidad al momento de realizar el MIR. “Necesitamos del apoyo de los estudiantes para luchar contra la precariedad e impulsar un área que está en contacto directo con los pacientes de la forma más humana”, indica.

Mejorar el atractivo
La invitación de Fernández buscaría paliar “la tendencia que se ha visto en los últimos, donde hay plazas MIR que se quedan vacías o que son ocupada por aquellos alumnos que han quedado luego del puesto 4.000 en la convocatoria”, precisa Josep Fumado I Queralt, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Rural del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom).

“La razón radica en la desinformación que existe sobre la Atención Primaria, por lo que es necesario reflexionar sobre qué es ser un Médico de Familia para comprender cuál es su atractivo”, apunta Fumado, quien recuerda que “es una especialización que tiene un campo de investigación aún infinito y virgen”.

Otra de las virtudes expuestas durante el debate, que ha sido moderado por Domingo Antonio Sánchez, vicepresidente del CEEM, es que “las capacidades de un Médico de Familia son tan extensas que le ofrecen una amplia gama de oportunidades laborales. Es sin dudas, la especialidad con mayor salida de la Medicina”, afirma Francisco José Sáez Martínez, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

“En Atención Primaria es la mejor forma de aprender Medicina, ya que no hay método más eficiente que hacer las cosas por uno mismo, así como ocurre en las consultas rurales”, recuerda Alberto López Rocha, miembro de la Junta Directiva Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Sin embargo, para Miguel Ángel  Fernández, coordinador del Grupo de Docencia de la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria (Aepap), aún quedan algunas asignaturas pendientes, entre las que se encuentran “adecuar la oferta MIR, mejorar el ratio de pacientes por médico y educar a la población sobre la importancia de esta especialidad”.

Otra asignatura pendiente
Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, ha asegurado a Redacción Médica que “actualmente contamos con el 14,8 por ciento del presupuesto sanitario, cuando lo óptimo sería el 25 por ciento. Somos conscientes de que se requiere un incremento que sea gradual, por lo que estimamos que podríamos llegar a ese porcentaje en 10 años”.

Matas, quien ha asegurado que “los presupuestos de Atención Primaria deberían ser finalistas para evitar las grandes diferencias autonómicas que existen”, ha insistido en la importancia de valorar el peso de la especialidad en el sistema de sanidad, debido a que “son los encargados de afrontar 25 millones de emergencias al año”. Una postura en la que está de acuerdo Salvador Galán, secretario de Atención Primaria de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos, quien ha recordado que “en 2007 fue la especialización que realizó 229 millones de actos médicos, mientras que en 2014 la cifra aumentó en 25 millones de actos más”.

ENLACE RELACIONADO:

“Debe plantearse un grado de dos años” (17/09/2015)

Una salud “más justa” implica medir impacto de todas las políticas, no solo las sanitarias (17/09/2015)