17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

La UTE de OHL e Iridium construirá el Hospital de Alcañiz

La empresa adjudicataria realizará y financiará el edificio y gestionará posteriormente servicios no sanitarios

Lunes, 18 de mayo de 2015, a las 11:47
Redacción. Teruel
La mesa de contratación para adjudicar la construcción del nuevo Hospital de Alcañiz (Teruel) ha valorado a la oferta presentada por la Unión Temporal de Empresas (UTE) OHL e Iridium (CISA) como la mejor, logrando 829,95 puntos sobre un total de mil.

Bermúdez de Catro, portavoz del Gobierno.

El Gobierno ha informado de que tras la apertura del tercer sobre económico la semana pasada, la mesa de contratación se ha reunido este viernes, y, sumando los tres sobres, ha estimado que la mejor oferta es la ya mencionada. En segundo lugar ha quedado Ferrovial con 806,99 puntos, en tercero la UTE Mariano Navarro y Sacyr, con 575,65 puntos, y en cuarto la UTE Inabensa, Assignia y Meridian, con 440,13 puntos.

Desde el Departamento de Sanidad han aclarado que solo han sido empresas constructoras las que se han presentado a esta adjudicación de concesión de obra pública, por lo que "los hechos demuestran que no son empresas sanitarias las que se han postulado a la licitación tal y como auguraban algunos".

Al respecto, las mismas fuentes han remarcado que "esto demuestra que la asistencia sanitaria en el Hospital de Alcañiz será pública, gratuita y gestionada por el Servicio Aragonés de Salud". La construcción de este nuevo hospital mediante la concesión de obra pública supone que la empresa adjudicataria realizará y financiará el edificio y gestionará posteriormente servicios no sanitarios, recibiendo anualmente una cantidad del Gobierno por estos últimos y por la utilización del hospital durante 20 años.

El Gobierno de Aragón ha precisado que la fórmula elegida para este nuevo hospital responde a "la carencia de medios técnicos propios de la Administración para la construcción directa" y a las limitaciones al endeudamiento derivadas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, así como de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria.

Las mismas fuentes han indicado que los pliegos han sido ya informados de forma favorable por la Intervención General del Estado conforme a las normas de la Oficina Europea de Estadística, Eurostat, de forma que este gasto no computará como deuda de la Comunidad de Aragón.

Asimismo, han incidido en que los servicios que va a prestar la empresa concesionaria se refieren a aspectos no clínicos y todos ellos, salvo el de restauración a pacientes (cocina) y parte del de mantenimiento, "ya están externalizados y, por tanto, ya son prestados por empresas privadas".

El Gobierno ha remarcado que la asistencia sanitaria será prestada directamente por los profesionales del Servicio Aragonés de Salud y la titularidad del hospital es pública, además de que al final de período de concesión, el edificio y sus instalaciones revertirán a la Administración.