Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

La justicia anula el plan de RRHH del Sescam de 2013

El sindicato adelanta que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha admitido el recurso interpuesto contra el plan

Jueves, 21 de enero de 2016, a las 19:14
Redacción. Toledo
El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha anulado el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) de 2013, según adelanta UGT. Este plan supuso el cambio de nombramiento de todo el personal de Atención Primaria y Atención Especializada de todas las áreas del Sescam, con la excepción de Albacete, cuyo Plan de Ordenación se realizó posteriormente y fue igualmente denunciado, y Toledo, que no efectuó modificaciones.

Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Así lo ha indicado este jueves en un comunicado el sindicato UGT, que interpuso un recurso-contencioso contra el plan el 3 de mayo de 2013, al considerar que ese cambio de nombramiento propiciaba “el traslado forzoso de un elevado número de profesionales, la amortización de plazas con los consiguientes despidos y la vulneración de varios derechos reconocidos al personal estatutario”.

Según el responsable del Sector Sanidad de FSP-UGT Castilla-La Mancha, José Manuel Pinillos, “los profesionales considerados ‘de área’ de los centros de salud y las gerencias de Atención Primaria perdieron su vinculación con el centro en el que se encontraban y se forzó el traslado de la mayoría de estos a otros centros”. Además, UGT ha asegurado que se dictaron “numerosas modificaciones de las plantillas que llevaron al despido de un elevado número de profesionales”.

La sentencia indica que “existen clamorosas omisiones de documentación para la aprobación de un auténtico Plan de Recursos Humanos; en este sentido no existe una memoria justificativa motivada en la que se incluyan las disponibilidades y necesidades de personal, no se detalla cuáles son los efectivos con los que se cuenta para cumplir los objetivos del Plan; no se detallan las medidas necesarias para la transformación inicial en la que resulte acorde con la estructura del empleo público que se pretenda y las actuaciones necesarias al respecto, y por último, no existe un verdadero informe económico financiero; lo que se pretende sea informe económico financiero únicamente incluye pretendidos ahorros derivados de la amortización de plazas”.

Aunque la Administración regional puede interponer recurso de casación ante esta resolución judicial, el sindicato confía en que, dado el impacto de la sentencia y lo que supone en cuanto a la recuperación de derechos del personal estatutario “perdidos en la anterior legislatura”, se decida cumplir la sentencia “anulando todas las acciones que se llevaron a cabo como consecuencia de este plan”.

El sindicato no ve posible cuantificar el impacto económico que tendrá la anulación del Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Sescam, aunque teme “que las decisiones tomadas por el anterior Ejecutivo, al igual que sucedió con los interinos de la Junta, tendrán un gran impacto económico”.