La consejería y la Aemps colaborarán en materia de farmacovigilancia

La información recibida se integrará en la base de datos Fedra

vie 16 noviembre 2012. 11.31H

Redacción. Toledo
El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la resolución de 19 de octubre, de la Secretaría General de Sanidad y Consumo, por la que se manifiesta el convenio en materia de farmacovigilancia con Castilla-La Mancha. El objetivo del documento es establecer las bases de colaboración entre la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales, a través de su centro de Farmacovigilancia.

Belén Crespo, directora de la Aemps, y el consejero José Ignacio Echániz.

De esta forma, el departamento que encabeza José Ignacio Echániz se compromete a mantener este programa de manera continuada mediante la actividad del Centro de Farmacovigilancia de la región, que se adecuará a las buenas prácticas del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de uso humano.

La consejería distribuirá tarjetas amarillas empleadas para la notificación a los profesionales de las sospechas de reacción adversa de los medicamentos autorizados y mantendrá la confidencialidad tanto de los pacientes como de los sanitarios notificadores, garantizando la no duplicidad de las sospechas de reacciones adversas a medicamentos.
Además, el Centro de Farmacovigilancia integrará la información recibida, una vez evaluada y codificada, en la base de datos Fedra del sistema español.

Por su parte, la Aemps se compromete a coordinar la información proporcionada y a establecer las medidas tendentes a la gestión de los riesgos identificados, incluyendo la formación e información necesarias, con el fin de minimizarlos y prevenirlos.