13 dic 2018 | Actualizado: 21:45

Fecma pide una Cartera de Servicios Sanitarios Públicos única y común

El objetivo que persigue la Federación Española de Cáncer de Mama es evitar desigualdades en el acceso a fármacos y tratamientos

lun 02 febrero 2015. 14.45H
Redacción. Madrid
Resolver las desigualdades y trabajar para que todos los pacientes de cáncer dispongan de los mismos servicios y prestaciones, independientemente de la posición social o el lugar de residencia, debe ser una prioridad para las administraciones sanitarias, según ha señalado Roswitha Britz, presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), de cara a la celebración el 4 de febrero del día mundial contra esta enfermedad. 

Roswitha Britz.

Según indica, “las distintas administraciones deben comprometerse a garantizar la sostenibilidad del sistema, pero siempre manteniendo el sistema de prestaciones y haciéndolo en términos de equidad”. Así, reitera que la atención sanitaria, en todas sus fases, debe ser homogénea para los pacientes y que es inaceptable que existan desigualdades de acceso entre comunidades autónomas, entre provincias e incluso entre hospitales. 

Asimismo, la federación ha detectado que existen también desigualdades de acceso de los pacientes oncológicos a determinados fármacos y que existen variaciones en los tiempos de incorporación de medicamentos innovadores de uso autorizado, ya sea a nivel nacional con respecto a otros países o incluso entre comunidades. Así, Britz señala que “no existe ninguna explicación para que algunas regiones incorporen más rápidamente que otras terapias útiles y novedosas, lo que implica inequidad en los tratamientos”.

Considera Fecma que para evitar estas desigualdades es necesaria una Cartera de Servicios Sanitarios Públicos única y común, para lo cual propone un pacto por la sostenibilidad, la cohesión y la calidad del Sistema Nacional de Salud, con la participación y el compromiso de las administraciones sanitarias, los grupos parlamentarios y todos los actores implicados, incluidos los profesionales, los usuarios y los pacientes.

Financiación para la innovación

Por otro lado, debido a que el envejecimiento de la población, la cronificación de enfermedades, la demanda de nuevas prestaciones, el coste de los nuevos tratamientos… “ponen en riesgo la sostenibilidad del sistema”, dicen desde Fecma que debería abordarse el problema de cómo adaptar los presupuestos de la asistencia sanitaria para acomodar, desde la equidad, las nuevas terapias y las innovaciones tecnológicas y farmacológicas.

Así, exponen que los programas de cribado, las técnicas de diagnóstico y los avances científicos que proporcionan nuevos métodos terapéuticos, técnicas quirúrgicas y medicamentos innovadores hacen posible que, aún aumentando la tasa de incidencia del cáncer, disminuya la mortalidad y mejore la calidad de vida de los pacientes.

La presidenta de Fecma incide en este aspecto y asegura que “a pesar de la situación actual no deben evaluarse sólo los costes cuando hablamos de índices de supervivencia; debemos abogar por mayores esfuerzos presupuestarios para mantener los proyectos de investigación, que son la piedra angular para poder mejorar la calidad de los servicios y las prestaciones al paciente oncológico”.