Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

Europa acusa a España de violar el derecho a la sanidad de los inmigrantes

El Consejo de Europa emite un informe en el que analiza la situación de la sanidad española y advierte al Gobierno de que está incumpliendo los tratados europeos de derechos sociales

Miércoles, 29 de enero de 2014, a las 14:08
Javier Leo. Madrid
El Comité Europeo de Derechos Sociales (CEDS), dependiente del Consejo de Europa, ha emitido un informe en el que acusa al actual Gobierno de “violar” el derecho a la sanidad de los inmigrantes irregulares con la reforma sanitaria iniciada con el Real Decreto 16/2012. En concreto, el CEDS recuerda al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que la Carta Social Europea, firmada y asumida por España en 1978, establece que los países firmantes “tienen obligaciones positivas en términos de acceso a la atención sanitaria para los inmigrantes, con independencia de su estatus de residencia".

El presidente del Comité Europeo de Derechos Sociales, Luis Jimena, y la ministra de Sanidad, Ana Mato.

Según el Artículo 11 de la Carta, "los estados deben asegurar que todos los individuos tienen derecho a acceder a la atención sanitaria y que el sistema sanitario sea accesible para toda la población". Este punto, apuntan, es un "prerrequisito para la preservación de la dignidad humana", un "valor fundamental" que es el “núcleo” de los derechos humanos europeos. 

En este sentido, el CEDS recrimina al Gobierno que haya utilizado la crisis económica como pretexto para llevar a cabo la reforma. A su juicio, este argumento “no puede justificar la restricción o la denegación del acceso al sistema sanitario”. Además, aseguran, “hay alternativas menos costosas que no suponen un impacto en la salud pública de la población".

La crisis no es un pretexto válido para la reforma

En la misma línea, el Comité señala que “la crisis económica no puede tener como consecuencia la reducción de la protección de los derechos contenidos en la Carta. De hecho, los Gobiernos están en la obligación de dar los pasos necesarios para asegurar que esos derechos están efectivamente garantizados en un momento en el que sus beneficiarios necesitan más protección que nunca”.

Sin embargo, y “a pesar de la legislación regresiva” en materia sanitaria del Ejecutivo español, el CEDS reconoce que la reforma está fuera del periodo de valoración del informe (2008-2011), lo que le impide elaborar una conclusión firme. Aún así, advierte a nuestro país de que “si la actual legislación se mantiene vigente, no quedará otro remedio que reflejar en el próximo informe la no conformidad con la Carta" de la legislación sanitaria española.

Más datos sobre listas de espera

Otro de los aspectos que critica el análisis europeo es la falta de datos que avalen el cumplimiento de los tiempos máximos de espera en la sanidad española. “El Comité toma nota de las iniciativas legales (RD 1039/2011)” en este campo, “pero pide datos específicos de tiempo medio de espera en hospitales y Atención Primaria que demuestren que el acceso al sistema sanitario es posible sin retrasos innecesarios”.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda aquí al informe del Consejo Europeo

El Consejo de Europa asegura que la reforma de Mato socava los derechos humanos (09/10/13)