Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El PSOE pregunta a Sanidad el número de operaciones suspendidas por el colapso de Urgencias

Quiere saber además cuántas derivaciones a clínicas privadas ha habido

Martes, 27 de enero de 2015, a las 16:56
Redacción. Murcia
La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Murcia, Teresa Rosique, ha preguntado en la Asamblea Regional a la Consejería de Sanidad "cuántas intervenciones quirúrgicas programadas se han suspendido como consecuencia del colapso de Urgencias en los hospitales de la Región".

Rosique.

Y es que Rosique ha advertido de que la falta de planificación de la Consejería de Sanidad para hacer frente a los episodios que año tras año se vienen produciendo en los servicios de Urgencias hospitalarias tiene consecuencias “muy serias” para los ciudadanos de la Región.

“No sólo para los enfermos que tienen que permanecer durante muchas horas e incluso días en los pasillos de urgencias, sino también para el resto de enfermos, muchos de los cuales sufren retrasos en la atención sanitaria que necesitan", ha añadido.

Ante dicha "falta" de planificación, Rosique afirma que la Consejería pretende trasladar el problema de unos enfermos a otros, aplicando medidas como la cancelación de intervenciones quirúrgicas programadas.

“Medida que, además de suponer un perjuicio para esos enfermos, incidirá indiscutiblemente sobre el ya insostenible incremento de las listas de espera. Unas listas de espera que la consejera sigue empecinada en ocultar", añade.

El Grupo Parlamentario Socialista tiene solicitada la comparecencia de la consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, para que explique el colapso de las Urgencias en los hospitales de la Región y las medidas para solucionarlo. "Lo que podemos ver a través de los medios de comunicación son improvisaciones y parches que demuestran una absoluta falta de planificación por parte de Sanidad", apunta.

Asimismo, la diputada socialista ha preguntado a la consejera sobre "las derivaciones a clínicas privadas como consecuencia del colapso de urgencias y de la saturación de los hospitales que están en funcionamiento"."Resulta totalmente injustificado que esto se esté realizando en áreas de salud, como la de Cartagena, mientras existe una infraestructura hospitalaria como el Rosell sin utilizar", concluye.