Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El Icomem cierra 2015 con un superávit de 773.927 euros

Además, se han registrado 2,9 millones de euros acumulados durante los últimos cuatro años

Viernes, 11 de marzo de 2016, a las 13:31
Redacción. Madrid
El Colegio De Médicos de Madrid (Icomem) ha cerrado el ejercicio 2015 con un superávit de 773.927 euros.  Según expresa el Colegio, su “compromiso inicial” para “buscar un modelo de gestión y de control económico-financiero basado en la transparencia, eficiencia y en la contención del gasto ha dado sus frutos a lo largo de este periodo”.

Sonia López Arribas, presidenta en funciones del Icomem.

Durante el mandato de la actual Junta Directiva, se ha logrado un superávit de 1.148.109 euros en 2013, de 988.228 euros en 2014 y de 773.927 euros en 2015. Adicionalmente, el Colegio mantiene un fondo de 4,5 millones de euros para la financiación de las necesidades de su Programa de Protección y Promoción Social que revertirá en los colegiados madrileños que se encuentran en una peor situación.

En nota de prensa, el Colegio explica que “si se suma el beneficio obtenido durante los años gestionados íntegramente por la Junta Directiva saliente de 2,9 millones de euros, al incremento obtenido en los fondos disponibles para Ayuda Social de 2,5 millones de euros, podemos hablar de un ahorro total en la gestión de la Institución de 5,4 millones de euros”.

Las cuentas que formula anualmente la Junta Directiva para ser sometidas a la aprobación de la Asamblea de Compromisarios se encuentran auditadas por BDO, lo que significa que “expresan en todos sus aspectos significativos la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Colegio a la fecha de cierre de las mismas, y de los resultados de sus operaciones y sus flujos de efectivo de conformidad con los principios y criterios contables que le son de aplicación”. 

El principal objetivo del modelo económico de actuación propuesto por la Junta Directiva para estos ejercicios se ha encontrado en obtener los fondos necesarios para poder hacer frente, sin aumentar la cuota colegial y sin solicitar una derrama a la colegiación o incrementar el actual crédito que se arrastra desde la reforma de 1992, a las obras de urgente necesidad que se están acometiendo (reparación de fachadas, cubiertas y aleros del edificio), las obras de adecuación del mismo a la normativa de evacuación y extinción de incendios, y la sustitución de todo el sistema de aire acondicionado por estar fuera de norma.

La Junta Directiva ha aumentado también las prestaciones del Programa de Protección Social y de asesoría jurídica, ha creado una Biblioteca Virtual para los colegiados, ha desarrollado una campaña de cursos para prevenir las agresiones contra los médicos, ha puesto en marcha un teléfono 24 horas de asistencia al colegiado agredido y ha fomentado la mediación como resolución de conflictos, entre otras iniciativas.