16 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Jueves, 05 de julio de 2012, a las 17:27

Redacción. Las Palmas
El portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, ha incidido en que se espera que el Ministerio de Sanidad corrija las "deficiencias" en la aplicación del copago farmacéutico en cuanto a la tramitación de reclamaciones sobre el reconocimiento de la condición de beneficiario del sistema público del gasto. Así se ha mostrado Marrero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y tras ser cuestionado por la implantación del copago farmacéutico.

Martín Marrero.

"Ha sido impuesto a comunidades autónomas como Canarias que están frontalmente en contra y lo que más que puede hacer, y ya lo ha hecho la consejera de Sanidad ante el Gobierno del Estado, es manifestar las incidencias que se están produciendo", ha apuntillado. En este sentido, ha explicado que la consejera canaria del área, Brígida Mendoza, ya ha enviado un informe al Ministerio de Sanidad "tanto de quienes no pueden afrontar el pago de la medicina, fundamentalmente pensionistas, sino también en un cambio que ha habido sobre la propia normativa inicial y que tiene que ver con el reconocimiento de la condición de beneficiario del sistema público del gasto farmacéutico".

A este respecto, ha matizado que inicialmente en el Real Decreto Ley se establecía que el reconocimiento de la condición de beneficiario "se efectuaría a través del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS)", sin embargo posteriormente se ha publicado una instrucción para que "sean las consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas las que atiendan las reclamaciones que pueda haber por parte de quienes no figuren como beneficiario de la prestación farmacéutica".

De esta forma, el Ministerio pretende que se dirijan a las consejerías, que "no tienen competencias alguna a la hora de decidir quién es o no beneficiario", para que después sean las consejerías las que tramiten la reclamación al Ministerio de Sanidad. "El Ministerio de Sanidad se quita del medio y ralentiza el procedimiento de esas reclamaciones. En cualquier trámite administrativo esto sería algo anómalo pero en este caso es grave porque la tardanza en resolver esas reclamaciones, que ya está habiendo, implica que haya pacientes que dejen de medicarse". Por ello, Marrero ha subrayado en que esto "se le ha trasladado por escrito" a la ministra de Sanidad, Ana Mato, y el Gobierno canario confía en la corrección de esta y otras "deficiencias producto de esta implantación precipitada y sin consenso de la fórmula del copago".

El portavoz del Ejecutivo canario al ser cuestionado por las personas que al llegar a la farmacia no pueden llevarse sus medicamentos por no tener dinero para pagarlos, cuestión que afecta principalmente a pensionistas, ha señalado que "es especialmente lamentable", ya que no se trata "sólo de una imposibilidad económica sino de una imposibilidad económica que tiene que ver con la salud y con el tratamiento en muchos casos de enfermedades crónicas que requieren de esa medicación".

De todos modos, dijo, "desgraciadamente esta ha sido una normativa impuesta" por el Gobierno central a las comunidades autónomas "incluso a las que están en contra con esta fórmula" y agregó que en las deducciones que se practican en nómina a los asalariados "está el pago de los farmacéuticos".
Finalmente, Marrero ha destacado que el Gobierno de Canarias tiene que aplicar lo que dicta el Real Decreto Ley respecto al 'copago', ya que de no hacerlo se produciría una situación de "ilegalidad". De todos modos, subrayó que los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico están estudiando la posibilidad de recurrirlo.