La aplicación del incremento impositivo se aleja previsiblemente hasta primavera



02 ene 2014. 22.33H
SE LEE EN 3 minutos
Enrique Pita. Madrid
El 1 de enero estaba marcado en rojo desde hace meses en el calendario del sector de tecnología sanitaria como fecha más probable para la entrada en vigor de la subida del IVA de los productos sanitarios, que pasarían a tributar al 21 por ciento tras una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), que en enero de 2013 condenó a España por aplicar un tipo reducido del IVA a los equipos médicos de forma contraria a lo que marca la legislación comunitaria. Pese a las previsiones y los temores, lo cierto es que esta subida no se ha hecho efectiva, y según fuentes del sector consultadas por Redacción Médica “no hay novedades al respecto”.

Cristóbal Montoro,
ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

De acuerdo con esta sentencia, de obligado cumplimiento, estos productos deben pasar a tributar al 21 por ciento, es decir, un incremento de 11 puntos. Sin embargo, su aplicación se viene postergando y “no hay pistas” de cuándo se pondrá en marcha. Según han explicado a este periódico fuentes del sector tecnológico, la necesidad de desarrollar una normativa que regule el incremento impositivo retrasará su llegada previsiblemente hasta la próxima primavera, aunque todo son especulaciones, pues nada se sabe con certeza.

Una estrategia común

El Gobierno, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) y el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) han venido trabajando desde que se conoció la sentencia, en enero del pasado año, para tratar de minimizar su impacto. Así, España ha defendido ante la Unión Europea la aplicación de un tipo reducido a aquellos productos sanitarios que se puedan considerar de primera necesidad, es decir, aquellos que salvan vidas, corrigen discapacidades o solventan una minusvalía, si bien las autoridades comunitarias no han transmitido aún su decisión al respecto.

Lo cierto es que este incremento impositivo podría ser muy perjudicial, tanto para las empresas del sector, que podrían ver mermadas sus ventas, como para el sector hospitalario privado. De acuerdo con un informe elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), la Federación Nacional de Clínicas Privadas (FNCP) y la Confederación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (Cnchp), la mitad de los centros sanitarios privados se enfrentarían a un riesgo real de entrar en quiebra si la subida del IVA a los productos sanitarios fuera generalizada y no se tuvieran en cuenta las excepciones propuestas.

ENLACES RELACIONADOS:

Jarro de agua fría desde Bruselas para las pretensiones de rebaja del IVA sanitario (05/03/13)

DEBATE | Objetivo: evitar la subida del IVA sanitario antes del 1 de enero (22/02/13)

OPINIÓN | La subida del IVA en el sector sanitario privado español, por Ricardo De Lorenzo (13/02/13)

La mitad de los centros sanitarios privados, en riesgo de quiebra por la subida del IVA (12/02/13)

Fenin e IDIS piden una aplicación “paulatina y ordenada” de la subida del IVA sanitario (17/01/13)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.