Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Sanidad se queja ante el alcalde de Cuenca “por la oleada de noticias falsas” sobre el hospital

El consejero muestra “su indignación” por las informaciones “infundadas” que algunas autoridades han difundido sobre el Virgen de la Luz

Lunes, 11 de junio de 2012, a las 15:09

Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha trasladado al alcalde de Cuenca, Juan Ávila, su "alarma e indignación" por la "oleada de noticias falsas e infundadas" que algunas autoridades han difundido en las últimas fechas en relación con el Hospital Virgen de la Luz.

Juan Ávila y José Ignacio Echániz en una reunión hace unos meses.

Echániz ha remitido una carta a Juan Ávila en respuesta a la que el alcalde de Cuenca le envió el pasado 10 de mayo solicitándole una reunión urgente para conocer los planes de la Consejería ante las "alarmantes noticias" conocidas sobre la atención hospitalaria en Cuenca.

En su respuesta, una carta de cinco folios a la que ha tenido acceso Efe, el consejero niega las "falsedades" que se han publicado, en especial las que considera "especialmente graves" como que los pacientes de oncología vayan a dejar de recibir radioterapia en Cuenca o que se haya planteado el cierre del centro de diálisis.

El consejero no responde a la petición de una entrevista urgente de Ávila, pero le comunica que en la Consejería siempre encontrará un foro para debatir y analizar necesidades y soluciones, así como para recibir información.

Echániz expone que es momento de tomar "decisiones duras y difíciles" que implican pedir "un esfuerzo" a los profesionales, pero también deja claro que todos deben "estar a la altura de las circunstancias".

"Dejarnos llevar por la demagogia o por los intereses particulares de algunos y generar alarmas basadas en noticias falsas es algo que no podemos permitirnos como representantes públicos, al margen de las ideas y los colores políticos", expone el consejero. En la primera parte de la carta, Echániz es muy crítico con el "espectáculo de mentiras difundidas por autoridades que, sin ningún motivo, soporte o justificación, han generado alarma y desconcierto en la población".

Asimismo, el consejero aprovecha para recordar a Ávila que el anterior Gobierno socialista dejó en el Sescam un déficit estructural del 13,5%, lo que ha hecho que aún estén pendientes de pago cerca de 1.500 millones de euros, con 520.000 facturas impagadas a más de 7.000 proveedores, algunos de los cuales están "al borde del cierre" por la "irresponsabilidad" del anterior Ejecutivo.

Echániz asume que el presupuesto sanitario debe reducirse, pues no hay los mismos recursos que hace años y no se puede recurrir al déficit o a la deuda, pero recalca que la reducción del gasto en el área sanitaria de Cuenca está en consonancia con el resto de centros de la comunidad y "no tiene nada que ver con las cifras del 30 o el 50% que malintencionadamente se han publicado".

El consejero explica al alcalde conquense que los pacientes de oncología no van a dejar de ser tratados en Cuenca, sino que quienes deban recibir radioterapia serán valorados antes en el centro de referencia, que es el Hospital de Albacete. Una vez que un especialista del Sescam les valore y decida qué tratamiento requieren, seguirán siendo tratados mediante el concierto que el Sescam tiene con el Instituto Valenciano de Oncología (IVO) a través de su centro de Cuenca. En el caso de los pacientes que, por el tipo de tratamiento que necesitan, son derivados a la sede del IVO en Valencia, se intentará previamente que se les atienda en un centro público de la región.

Echániz también tacha de "absolutamente falso" que se haya planteado el cierre del centro de diálisis de Cuenca o de los servicios de Cirugía Maxilofacial, Cirugía Vascular o Medicina Nuclear. En este último caso, el consejero explica que no se cierra el servicio, sino que la hospitalización se traslada a Ciudad Real, puesto que en Cuenca sólo había una cama y en Ciudad Real hay un servicio de referencia "del máximo nivel clínico".

En cuanto a los cambios organizativos, el consejero sostiene que la unificación de las gerencias de atención primaria y especializada se está realizando con demarcaciones que se corresponden con las ya existentes para mejorar la calidad asistencial. Explica al respecto que los pacientes de los pueblos del sur de Cuenca llevan años siendo derivados a hospitales de Albacete, Villarrobledo o Alcázar de San Juan, por lo que, al unificar gerencias, se ha seguido el criterio de "mantener los flujos de pacientes existentes".

"El Hospital de Cuenca no pierde pacientes, ni Cuenca como provincia pierde presupuesto por este motivo", recalca el consejero. Insiste Echániz en su carta que pretende un servicio de salud viable y sostenible, con un mejor servicio y calidad asistencial, con una atención sanitaria "más integral" en la que tenga más protagonismo la atención primaria y la práctica clínica esté protocolizada y homogeneizada. Asimismo, pretende mejorar la atención a pacientes crónicos, con múltiples enfermedades y polimedicados, que necesitan protocolos y dispositivos de atención adecuados, además de mejorar la aportación de las tecnologías de la información.