Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:00

Denia consolida la radiofrecuencia para paliar el dolor crónico

En más de 200 pacientes en los últimos dos años

Jueves, 07 de febrero de 2013, a las 12:38

Redacción. Denia
El Hospital Marina Salud de Denia ha incorporado una nueva técnica a la Unidad del Dolor para, a través del calor, controlar la funcionalidad del sistema nervioso periférico.

La radiofrecuencia crea un campo eléctrico que discurre entre el extremo de un electrodo, situado en el nervio que queremos tratar y la placa de material conductivo que, a su vez, se coloca en la zona afectada por el dolor crónico. El paso de corriente a través de este circuito provoca un movimiento de iones en el tejido, que genera calor y a su vez va lesionando el nervio para inhabilitarlo y, de esta manera, inhibir el dolor crónico que provoca la sensibilidad de ese nervio.

Esta técnica generalmente se emplea para atacar el síndrome facetario, que es el dolor de las articulaciones, entre las vértebras. Según Luis González, “en la Unidad del Dolor del Hospital de Denia se va un paso más allá y se aplica la Radiofrecuencia pulsada. Al paciente se le aplica una corriente que genera menos calor, sobre unos 45 grados, de manera que no se lesiona el nervio sino que lo modula. Se utiliza en cualquier tipo de dolor neuropático. También se aplica en aquellos pacientes que han sido intervenidos de la espalda dos y hasta tres veces. Se abordan nervios principales, como el ciático, y se llega hasta la raíz de los mismos”.

González apunta que, además de los pacientes operados varias veces de la espalda, este tipo de radiofrecuencia pulsada está dando excelentes resultados en personas con vejigas neurógenas, broctalgias o dolores crónicos tras intervenciones de hernias inguinales.

El Hospital Marina Salud de Denia lleva aplicando esta técnica desde hace casi dos años, en más de 200 pacientes y con excelentes resultados.