20 nov 2018 | Actualizado: 19:15

Finaliza el traslado de unidades de hospitalización del Chuvi

Se entiende como un avance en la integración de los enfermos mentales

Miércoles, 20 de enero de 2016, a las 12:20
Redacción. Vigo.
El proceso de reordenación de la actividad de hospitalización en el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), iniciado en agosto del pasado año, ha concluido con el traslado al Hospital Nicolás Peña de 67 pacientes ingresados en las unidades de rehabilitación psiquiátrica del Hospital de Rebullón.

Félix Rubial, gerente de la Estructura Organizativa de Gestión Integrada de Vigo.

Según ha comunicado el gerente de la Estructura Organizativa de Gestión Integrada (Eoxi) de Vigo, Félix Rubial, el proceso, que arrancó el pasado 24 de agosto con el traslado de las unidades de hospitalización psiquiátrica de agudos al Álvaro Cunqueiro, culminó este martes sobre las 13:00 horas, con un traslado "sin ningún tipo de incidencias". Además de los pacientes, también han sido trasladados los profesionales de las cuatro unidades del servicio, concretamente tres psiquiatras, un psicólogo, un trabajador social y 64 enfermeras y personal auxiliar. Con todo ello, se da cobertura a más de 900.000 habitantes del área de Vigo y de parte de la de Pontevedra.

El jefe de servicio de Salud Mental, José Manuel Olivares, ha subrayado que este martes es "un día de alegría para la salud mental", ya que "después de muchos años en los que los enfermos psiquiátricos permanecían aislados y apartados de la sociedad" se da "un paso más en el camino de la integración de los enfermos mentales y de aquellos con patologías más severas".

En este sentido, ha remarcado que los pacientes van a tener "mejores condiciones" hospitalarias y se les dará la posibilidad de trabajar para "rehabilitarse y reintegrarse en la comunidad" de forma progresiva. "Aquí tenemos todas las herramientas para que las personas puedan ir trasladándose de un modo progresivo hacia la comunidad", ha apostillado.

Al ser cuestionados sobre si se reforzará la seguridad y vigilancia en el Nicolás Peña, Olivares ha indicado que se mantendrá "lo mismo" que ya había en el Rebullón, puesto que "tampoco tiene que haber ningún tipo de problema". En este sentido ha asegurado que la asociación entre salud mental y violencia "es injustificada y no es cierta". "Son personas que necesitan ayuda, no de las que debamos tener ningún tipo de prevención o reparo", ha sentenciado.

Olivares ha avanzado que una vez que esté consolidada la unidad de rehabilitación empezarán a trabajar en programas de atención al paciente con trastorno mental severo, en una unidad de primeros episodios psicóticos, en un área de rehabilitación cognitiva, y en crear un punto de encuentro para implementar la psicoeducación en las familias.