Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Agresiones y coacción a un ‘sin papeles’ para vender su riñón a un clan serbio

La Policía detiene a cinco personas implicadas en la compraventa del órgano gracias a la colaboración de la ONT

Lunes, 18 de mayo de 2015, a las 13:33
Jesús Vicioso Hoyo / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Madrid
Compraban menores para robar viviendas y, ya puestos, hasta querían un riñón. Un peligroso clan de delincuentes serbios pretendía comprar este órgano a un extranjero en situación irregular por 6.000 euros para el hijo del cabecilla. La Policía lo ha impedido gracias a la colaboración de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

La operación se ha saldado con la detención de cinco personas: cuatro serbios, entre los que se encontraban el padre del que iba a ser receptor del órgano y él mismo, y un marroquí, integrante de la sección de logística del clan que fue quien puso en contacto a la organización con el falso donante, de origen marroquí en situación irregular que actualmente se encuentra en calidad de víctima-testigo y, por tanto, bajo tutela judicial.

En el centro, Rafael Matesanz, director de la ONT; Ignacio Cosidó, director general de la Policía, y Héctor Moreno, jefe de la Ucdev, junto con otros responsables de la operación.


El ‘sin papeles’ accedió inicialmente a vender uno de sus riñones tras pactar un precio de 6.000 euros. De hecho, acudió junto con miembros del clan al Hospital de Bellvitge, de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) para iniciar el proceso. El vendedor, incluso, comenzó las pruebas de la fase de estudio, a la vez que la organización delictiva presentó al receptor con falsa identidad: la de un hermano, que era el único de todos que tenía tarjeta sanitaria.

El falso donante se encontraba “en situación de extrema necesidad”, en palabras del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, pero ante las dudas que se le generaron de que finalmente llegase a cobrar la cantidad pactada y en pleno proceso de comprobación médica de “despistaje clínico”, periodo en el que se comprueba que hay voluntad de altruismo y no coacción como requisitos para donar, el marroquí se echó para atrás.

Sin embargo, el clan especializado en el robo con violencia mediante niñas menores de edad que eran compradas en Europa del Este, secuestró al falso donante, lo llevó hasta un chalé y allí fue agredido físicamente. La coacción llegó hasta el punto de que lo amenazaron de muerte.

Un éxito que demuestra la "tolerancia cero"

El director de la ONT, Rafael Matesanz, ha mostrado su satisfacción de que, finalmente, la operación haya evitado un tráfico ilegal de órganos. “En España hay tolerancia cero contra el tráfico de órganos”, ha apuntado Matesanz, al tiempo que ha señalado que, como ocurrió con el caso reciente de Alicante (con un hígado de por medio), la compraventa “se puede intentar, pero no se puede conseguir”.

Asimismo, el jefe de la ONT ha apuntado que el intento de compra del riñón era solo una parte “cuantitativamente pequeña” de la operación global llevada a cabo por la Policía española en colaboración con la alemana y la belga que ha acabado con la desarticulación de la organización al detener a 48 personas tras más de dos años de investigación. Eso sí, Matesanz, acto seguido, ha resaltado que pese a todo, “cualitativamente” se ha dado un paso importante para demostrar que en España funcionan los filtros para evitar el tráfico de órganos.

ENLACES RELACIONADOS:

Rafael Matesanz: “El tráfico de órganos es un fenómeno en auge” (25/03/15)