Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

La Aemps juzgará a Bayer por el escándalo Essure

La eurodiputada Beatriz Becerra exige un protocolo para extraer el dispositivo

Sábado, 09 de enero de 2016, a las 21:14
Javier Barbado. Madrid
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) recibirá, a más tardar en febrero, un informe detallado acerca de los presuntos efectos adversos del anticonceptivo Essure, que comercializa Bayer, a cargo de las autoridades sanitarias irlandesas, donde se ubica el órgano notificador escogido por la compañía para sacar el producto al mercado.

Beatriz Becerra y la portavoz de la Asociación de Afectadas, Angélica del Valle.

Una vez se publique el documento –que recogerá las denuncias recibidas al respecto por parte de cientos de afectadas solo en España–, la entidad española deberá actuar en función de su contenido e informar de ello a los Estados miembros, según ha explicado a Redacción Médica la eurodiputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD) Beatriz Becerra.

Esta política española ha llevado el caso al Parlamento europeo y ha denunciado las consecuencias del uso del dispositivo en España durante una reunión, este sábado en Córdoba, de la Asociación de Afectadas Essure, durante la cual ha reclamado, como primera medida, que se elabore un protocolo de retirada de producto para aquéllas mujeres que lo deseen. Y, en segundo lugar, ha reivindicado que se evalúe, incluso, la posibilidad de retirar el producto del mercado debido a que el número de afectadas continúa aumentando, según apuntan fuentes de la cámara comunitaria.

Un muelle de níquel en la trompa de Falopio

El Essure consiste en un método anticonceptivo permanente a partir  de la inserción de una especie de muelle de níquel en las trompas de Falopio, lo que origina una fibrosis que obstaculiza el paso de los espermatozoides. La naturaleza de la inflamación hace que el procedimiento sea irreversible.

De izq. a dcha., durante la reunión en Córdoba: Francisco Almodóvar y Miguel Jara, del del bufete de abogados que lleva el caso; Beatriz Becerra, Angélica del Valle y Susana Vázquez, vocal por Córdoba de la Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia (SAGO).


“Miles de mujeres en todo el mundo padecen efectos secundarios comunes e incapacitantes, como dolores lumbares y pélvicos, hemorragias, hinchazón de vientre, cefaleas, etc.”, ha denunciado Becerra.

El Parlamento europeo negocia, en este momento, una propuesta de Reglamento sobre los productos sanitarios para que se regulen de forma común los dispositivos médicos, donde se ha incorporado una categorización de riesgo para clasificar todo dispositivo médico implantable. “Esta categorización va del 1 al 3. Una futura inclusión del Essure en una categoría de riesgo elevado sería un primer paso para reconocer el daño potencial de sus efectos adversos”, indicó Becerra.

En estas circunstancias, “voy a insistir en que se exija una mayor transparencia de los ensayos clínicos en el nuevo Reglamento sobre productos sanitarios que se encuentra en trámite”, añadió. Pero la prioridad reside en que haya un “protocolo seguro de retirada del Essure, puesto que no lo hay actualmente”, ha enfatizado.

Embarazos no deseados

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Afectadas de Essure de España,  Angélica del Valle, ha subrayado que “estos muelles han cambiado la vida de muchas mujeres activas, con ganas de disfrutar de su vida y de su sexualidad”. “Hay casos de mujeres que se quedaron embarazadas con el dispositivo implantado”, dijo, añadiendo que de momento hay 700 afectadas en España y solo 30 se les ha operado para retirarles el dispositivo.

Vista del auditorio que ha acudido a la cita, que incluía, por la tarde, Asamblea General de la Asociación Afectadas Essure.


Asimismo, Miguel Jara, periodista especializado en temas de salud, apuntó que “a una multinacional farmacéutica se la puede ganar si se está unido y se ejerce una presión social”. “Los laboratorios son quienes realizan los ensayos clínicos y sólo ellos conocen estos datos. Ahí está la clave del problema en este tipo de casos y no es la primera vez que Bayer está metido en este tipo de problemas”, manifestó.

Por último, Francisco Almodóvar, abogado especialista en derecho sanitario, subrayó que una de las líneas de trabajo es la vía civil, al entender los problemas que genera el anticonceptivo como un incumplimiento de contrato con la farmacéutica y los médicos.

Alrededor de cien afectadas han acudido este sábado a la reunión.


Al fondo, allegados de las mujeres afectadas, durante el acto celebrado en el Hotel Córdoba Center.l


ENLACES RELACIONADOS:

Anticonceptivos de Bayer: de desastre en desastre (16/12715)

Essure multiplica por 10 los riesgos de una ligadura (14/10/15)

Los daños de Essure afectan ya a 380 españolas (06/10/15)

El anticonceptivo ‘estrella’ de Bayer, cuestionado (29/09/15)