Anticonceptivos de Bayer: de desastre en desastre

Una mujer alemana reclama a la compañía 220.000 euros como compensación a una embolia pulmonar provocada supuestamente por el fármaco

mié 16 diciembre 2015. 10.50H
Redacción. Madrid
El binomio Bayer-anticonceptivos no hace más que dar disgustos al gigante farmacéutico. El último de ellos llega desde Alemania, donde este jueves dará inicio un juicio en el que se acusa a la compañía alemana de haber puesto en peligro la vida de una mujer a la que el consumo del medicamento Yasminelle le provocó una embolia pulmonar.

La celebración de este nuevo juicio, que se suma a las demandas que Bayer acumula en todo el mundo a causa de los supuestos daños derivados del dispositivo anticonceptivo Essure, supone el segundo episodio de una polémica que se inició el año pasado en Estados Unidos. Allí, las sospechas sobre las píldoras Yasminelle y Yas, hechas a base de la hormona drospirenona, le costaron casi 2.000 millones de dólares para evitar juicios.

En el caso de la demandante alemana, de 31 años, reclama a Bayer 220.000 euros en concepto de daños y perjuicios, si bien ha recalcado que “el dinero no puede reparar lo que yo y otras mujeres hemos vivido” y se ha marcado como objetivo que el laboratorio “lo retire del mercado”.  

En este caso, la afectada padece embolia pulmonar y toma un tratamiento anticoagulante que rebaja sus posibilidades de tener hijos. Pierde el aliento y cuando viaja en coche debe ponerse medias de contención. Era veterinaria, pero actualmente trabaja como periodista para no tener que cargar pesos.

Marijn Dekkers, máximo responsable de Bayer.

Rohrer gozó de salud hasta junio de 2009, cuando luego de 20 minutos de paro cardíaco los médicos de urgencia encontraron en sus pulmones coágulos de sangre que atascaban sus venas. El cuestionado anticonceptivo oral Yasminelle, producido por Bayer, tiene asociados riesgos de tromboembolismo.

Riesgo elevado

"Los médicos no creían que una mujer de 25 años pudiese sufrir de repente una embolia pulmonar", cuenta. Una vez finalizado el examen, "el diagnóstico descartó otra causa que no fuera la píldora".

El grupo de ayuda mutua creado por ella recogió unos 1.250 testimonios de mujeres con efectos secundarios similares.
Rohrer es la primera enferma en Alemania que ataca a Bayer en la Justicia. Le reprocha no haber informado lo suficiente en el prospecto de los riesgos de tromboembolismo asociados a Yasminelle.

En 2014 Bayer vendió pastillas Yasmin y asociadas por valor de 768 millones de euros (USD 843 millones) y estima "injustificadas" las acusaciones contra su tratamiento, autorizado por todas las agencias de medicamentos. Aduce un "beneficio-riesgo positivo" y por el momento la Justicia parece darle la razón, al menos en Suiza.

Pero varios estudios demostraron que las pastillas de tercera y cuarta generación (a base de drospirenona y otras progesteronas recientes) multiplican por dos el riesgo de tromboembolismo, con respecto a las de segunda generación.
 
Mientras tanto, en Estados Unidos se acumulan las demandas contra Essure, un dispositivo anticonceptivo de Bayer acusado de provocar dolores y sangrados crónicos.

ENLACES RELACIONADOS

El anticonceptivo ‘estrella’ de Bayer, cuestionado (29/09/2015)