Seis consejos para médicos novatos en su primera guardia de Nochevieja

El personal sanitario se enfrenta la noche del 31 de diciembre a una de las guardias más duras del año

Urgencias recibe un elevado volumen de pacientes durante Nochevieja.
Seis consejos para médicos novatos en su primera guardia de Nochevieja
vie 28 diciembre 2018. 12.55H
Patricia Lambán
Se acerca la última noche del año y, con ella, una de las guardias más ajetreadas en los hospitales y centros de urgencias. El volumen de personas que asisten a los centros sanitarios durante Nochevieja aumenta considerablemente respecto al resto de noches del año.

Redacción Médica se ha puesto en contacto con Pilar Costa, especialista en Medicina Interna, que ‘sufrió’ su primera guardia un 31 de diciembre siendo residente, para aconsejar a los médicos que se enfrenten el próximo lunes a su primera guardia de fin de año y, a su vez, tranquilizarles, ya que "pese a ser una guardia dura, no es de las más agotadoras":

La primera de ellas es, sin duda, ir preparado para la noche que se va a tener por delante: intoxicaciones etílicas o alimentarias, consumo de drogas, cortes, peleas, accidentes de tráfico, infartos… y todo ello sin parar. Aunque sí es cierto, según explica, que aunque el volumen de pacientes sea elevado, no suelen sufrir síntomas o patologías tan graves como cualquier otro día.


Es importante hacerse a la idea de que la mayoría de pacientes llegan tras haberse pasado consumiendo alcohol y/o drogas


Hacerse a la idea de que la mayoría de los casos que se asisten son personas que se han pasado consumiendo alcohol, drogas o ambas, y personas que han sufrido un accidente de tráfico. Respecto al primer grupo, cada uno tiene un síntoma y, por tanto, un tratamiento que aplicarle. Es por ello que lo más importante es conseguir que te digan qué sustancia o sustancias han consumido, además de evitar que se duerman y/o que vomiten, que aspiren y comprobar que tengan buena tensión y glucemia.

La siguiente es prácticamente obligatoria si se quiere sobrevivir a la guardia del 31 de diciembre: armarse de paciencia. Pese a que entre las 23h y la 01h no suelen asistir pacientes, según la especialista, a partir de las 3 de la madrugada se convierte en una guardia dura, ya que es cuando comienza a llegar el grueso de pacientes.

Destaca la importancia de contar con personal de seguridad en el centro durante esta guardia, debido a que habitualmente llegan pacientes que han participado en una pelea, incluso llegan al mismo centro sanitario personas que han peleado entre sí, y pueden ponerse agresivos debido a su estado de nerviosismo.

Descansar bien el día anterior. Pilar Costa recomienda a los médicos dormir y descansar bien antes de afrontar la última (o primera) guardia del año, ya que el volumen de trabajo que se afronta es mayor que el de cualquier otro día.

Disfrutar de la cena y las uvas con los compañeros. Costa subraya la importancia de divertirse durante la cena que se hace con los compañeros sanitarios y, posteriormente, de las uvas, ya que lo considera un rato agradable y además será poco después de este momento cuando comience el trabajo duro para todos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.