Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Opinión > El bisturí

La elegancia de Celaya ante las batallas sanitarias

La elegancia de Celaya ante las batallas sanitarias
Sebastián Celaya, consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón.
Miércoles, 16 de noviembre de 2016, a las 14:35
El Gobierno aragonés no quiere que la Sanidad sea un campo de batalla político y así lo está demostrando con la gestión de problemas como la convocatoria extraordinaria de 1.483 plazas de vacantes sanitarias, que de momento tiene paralizada. Para empezar porque a pesar de que los sindicatos no reconocieron al consejero Sebastián Celaya como un interlocutor válido para negociar e incluso han amenazado con una huelga al Ejecutivo de Javier Lambán, fuentes de su entorno comentan a Redacción Médica que las centrales sindicales están en su derecho de expresarse en libertad. Estas mismas también reconocen un “respeto absoluto a la labor de la oposición”, después de que el PP haya presentado una Proposición No de Ley para que se active la citada OPE, que plantea un camino alternativo a la reforma legal que quieren potenciar los socialistas para poner fin al conflicto laboral…