Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:10
Martes, 29 de marzo de 2016, a las 13:40
El consejero de Sanidad aragonés, Sebastián Celaya, ha tenido en las Urgencias su caballo de batalla de los últimos meses. Una relativa frecuencia en el colapso de estas o la mala gestión del servicio en épocas vacacionales, como la pasada Navidad, han hecho que se haya tenido que poner manos a la obra para dar solución a un problema algo anquilosado. A la apertura del centro de salud de Sagasta las 24 horas, se ha añadido que una enfermera se haya puesto al frente de la derivación de pacientes en las Urgencias del Miguel Servet porque la persona antes encargada no lograba el acatamiento por parte del resto del personal de sus decisiones ya que no era sanitaria. Sin embargo, Celaya tiene otra piedra en el camino: Podemos. El PSOE gobierna Aragón con su apoyo y en ese acuerdo entra la limitación de conciertos, lo que está dando bastante quebraderos de cabeza al consejero, que tendría un gran aliado en la externalización de algunas pruebas en momentos puntuales y que además se queja de que el empecinamiento del partido de Pablo Iglesias por no dejarle actuar en este sentido con más libertad solo logrará una asistencia peor y más cara...