Redacción Médica
18 de octubre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:10
Autonomías > Navarra

La vacuna antigripal evita en Navarra 230 fallecimientos y 2.000 consultas

Así lo confirma un estudio un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (Ispln)

Vacunación contra la gripe en un centro de Salud de Navarra.
La vacuna antigripal evita en Navarra 230 fallecimientos y 2.000 consultas
Redacción
Lunes, 30 de julio de 2018, a las 16:00
La campaña de vacunación contra la gripe estacional realizada el año pasado en Navarra evitó en torno a 230 fallecimientos, 300 ingresos hospitalarios por esta enfermedad y unas 2.000 consultas de Atención Primaria, según un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (Ispln).

Según consta en este análisis, se distribuyeron 125.323 dosis de vacuna contra la gripe, un 4 por ciento más que el año anterior, alcanzando una cobertura del 16,6 por ciento en el conjunto de la población no institucionalizada. En las personas mayores de 65 años, la cobertura fue del 58 por ciento, similar a la temporada anterior, y mejoró especialmente la inmunización antigripal en la franja de personas mayores de 80 años.

Según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud se utilizó la vacuna trivalente, que incluyó las cepas A/California/7/2009(H1N1), A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2) y B/Brisbane/60/2008 (Victoria).

Circulación predominante de gripe B


El ISPLN detalla en su informe que la temporada gripal 2017-2018 se ha caracterizado en Navarra por la circulación predominante de gripe B, con cocirculación de gripe A(H3N2) que pasó a ser predominante en las últimas semanas. La onda gripal alcanzó tasas de incidencia moderadas, pero tuvo una duración más prolongada en el tiempo.

En total, en la Comunidad Foral se notificaron 19.276 casos de síndrome gripal (31 por 1000 habitantes), lo que supera el rango de las cinco temporadas anteriores (20-28 casos por 1000). El umbral epidémico se superó durante 13 semanas, entre la segunda quincena de diciembre de 2017 y mediados de marzo de 2018. El pico se alcanzó en la tercera semana de enero, con 454 casos por 100.000 habitantes.

Aunque las mayores tasas de incidencia se registraron en niños, destacan también las tasas en personas mayores de 65 años y, especialmente, en mayores de 80 años, debido en buena medida a "la mayor supervivencia de personas con patologías crónicas, que logran vivir más años con un buen tratamiento de su enfermedad, pero son más frágiles ante procesos como la gripe".

En total, se registraron 807 ingresos hospitalarios con confirmación de gripe mediante frotis, 39 ingresos en UCI y 42 fallecimientos vinculados a esta enfermedad, en su mayoría de personas con respuesta inmune algo disminuida por su edad o por patologías crónicas de base. Sin embargo, las tasas de gravedad y letalidad registradas la última temporada han bsido inferiores a las de la temporada anterior.