La jefa de Neumología del Hospital Infanta Sofía también recalca la importancia de adaptarse a las nuevas tecnologías

"La clave del éxito en telemonitorización TRD es el trabajo colaborativo"
Maite Ramírez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Infanta Sofía.


14 nov 2022. 08.00H
SE LEE EN 7 minutos
Cada vez está más extendida la demanda de terapias respiratorias domiciliarias (TRD) debido a una mayor capacidad diagnóstica y a una población más envejecida. De hecho, si hay algo que tienen en común los pacientes de Neumología más delicados es que van a necesitar cuidados domiciliarios. La prevalencia de los tratamientos con oxígeno ha aumentado en los últimos ocho años y parece que la tendencia es que siga creciendo próximamente.

Por eso, en los últimos tiempos son más los servicios de salud y servicios sanitarios que apuestan por reforzar las TRD. En una entrevista con Redacción Médica, Maite Ramírez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid, reclama una actualización de los pliegos en el Sermas acorde a los avances de la tecnología, así como en indicaciones de dichas terapias. Además, explica cómo ha sido la llegada de la telemonitorización a su hospital y destaca las lecciones aprendidas durante la pandemia del Covid-19.

¿Cómo ve la situación actual de las Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD) en el Sermas?

En este momento, la situación de las TRD en la Comunidad de Madrid vive una prórroga sobre unos pliegos de hace muchos años donde, desde el punto de vista de los profesionales, se precisa de actualización de contenidos acorde a los avances en tecnología, así como en indicaciones de dichas terapias. Al no disponer de estos contenidos en los pliegos de los contratos, nos vemos limitados en el uso de los mismos.

Su hospital es uno de los más activos en lo que se refiere a la telemonitorización (TM) de pacientes, ¿cuál cree que es la principal ventaja de esta tecnología en la mejora de la atención?

Nuestro hospital apostó por la TM en el uso de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) a domicilio como forma para lograr una adecuada adaptación, así como control de la enfermedad, la apnea obstructiva del sueño. Al mismo tiempo, reducíamos el número de pruebas destinadas a este fin así como visitas médicas. La llegada del Covid-19 y la limitación de acceso de los pacientes al hospital hizo que arrancáramos el proyecto de forma inmediata logrando los objetivos planteados inicialmente, a la vez que nos acercamos al paciente y le acompañamos durante el proceso de adaptación al CPAP en un momento en que, de otro modo, hubiera sido imposible.

Los pacientes lo vivieron muy positivamente y nosotros objetivamos una reducción significativa en las demoras de pruebas y consultas médicas destinadas al control de la apnea obstructiva del sueño.

¿Cuánto han debido adaptar su unidad para hacer frente al proyecto de TM diseñado en el Hospital Infanta Sofía?

La adaptación tecnológica fue rápida al ser un servicio con mucha gente joven, la parte más costosa es la de formación del personal de Enfermería y técnicos en la interpretación de los resultados que nos reporta la TM pues, aunque siempre están supervisados por un neumólogo, es una forma de trabajo con unos contenidos diferentes de los habituales. No obstante, el proyecto precisó de menos de tres semanas de entrenamiento para funcionar de forma adecuada.

La clave del éxito para que este proyecto de TM funcione correctamente es el compromiso de todos los integrantes del servicio de Neumología: médicos, enfermeras, etc. ¿Qué otros "agentes" cree que son fundamentales para aumentar las posibilidades de éxito?

La clave del éxito está en el trabajo colaborativo y bien estructurado, desde el técnico de sueño hasta el neumólogo, pasando por la enfermera gestora como parte fundamental en este proyecto. Esta enfermera tiene una formación y capacitación muy específica en este campo, con capacidad para interpretar todos los datos,  filtrarlos y dar soluciones a los pacientes.


"La clave del éxito está en el trabajo colaborativo y bien estructurado, desde el técnico de sueño hasta el neumólogo, pasando por la enfermera gestora"



¿Es viable y qué aportaría que este tipo de proyectos se generalice en todos los servicios de Neumología del Sermas y fuera de él?

Este proyecto es completamente exportable a cualquier servicio de Neumología, tanto del Sermas como fuera de él. Es preciso la adecuada organización de los recursos que supervisen los datos de la herramienta y lo integren en el día a día, pero seguro que ayudará a todas las Unidades de Sueño a mejorar el control y adaptación a las CPAP de todos sus pacientes.

¿Qué nuevos retos en el futuro contempla en relación con los pacientes y los servicios de TRD?

Como neumólogo, considero que los servicios de TRD son fundamentales para nosotros y es imprescindible un trabajo integrado con ellos, manteniéndonos actualizados en todo lo que los avances tecnológicos nos ofrecen para facilitar la mejor calidad de vida a nuestros pacientes en sus domicilios. En este sentido, el reto será mantenernos alineados en este horizonte.

Estamos en el año Separ de las UCRI, ¿cómo valora el papel de estas unidades en el cuidado de los pacientes con patología respiratoria?

Las UCRI llevan funcionando en el territorio español desde hace muchos años. De hecho, el haber tenido dichas unidades es lo que ha hecho posible durante la pandemia covid dar el soporte y ayuda a unas UCI sin capacidad para asumir todos los ingresos en muchos momentos. Lo que también puso de manifiesto la pandemia fue la carencia de UCRIs con todos los recursos imprescindibles en muchos hospitales, lo que se intentó subsanar de forma muy rápida tras la primera ola.

En este momento, muchos hospitales cuentan con UCRIs adecuadas que permiten ofrecer a los pacientes respiratorios el tratamiento que precisan cuando la UCI no es una opción para ellos, así como facilitar las salidas precoces de UCI, donde el recurso es mucho más costoso y escaso.


"La telemonitorización ayudará a todas las Unidades del Sueño a mejorar el control y adaptación a las CRAP de todos sus pacientes"



Echando la vista atrás, ¿cómo afrontaron en lo humano y técnico la pandemia provocada por el Covid-19? ¿Qué cree que se podría mejorar por si en un futuro se produjera una emergencia sanitaria similar?

Echando la vista atrás, quisiera eliminar del recuerdo muchos momentos de dolor, impotencia, falta de recursos y soledad. Prefiero quedarme con el recuerdo de un equipo al que el covid les ha unido más, que ha sabido darlo todo sin excusas, que supo organizarse y actualizarse a diario de todos los posibles recursos que nos ayudaran a ofrecer una oportunidad a nuestros pacientes aunque en muchos momentos todo nos parecía insuficiente.

En caso de una nueva emergencia sanitaria, son muchas las áreas de mejora que tengo identificadas, pero voy a destacar sólo dos; la primera, una mejor organización e información a nivel global sobre la realidad de los recursos con una comunicación fluida y directa con los responsables sanitarios. La segunda, una gestión homogénea y centralizada desde el principio de todos los recursos, potenciando el trabajo colaborativo e integrado de todo el sistema sanitario. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.