Pastor (Fenaer): "El paciente debería tener voz en los concursos de TRD"

Redacción Médica entrevista al presidente de los pacientes respiratorios ante la polémica generada en Galicia

Mariano Pastor, presidente de Fenaer.
Pastor (Fenaer): "El paciente debería tener voz en los concursos de TRD"
jue 30 julio 2020. 19.00H
Mariano Pastor es el presidente de la Federación Española de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (Fenaer), un colectivo que ha expresado públicamente su disconformidad con el criterio de renovación de equipos de terapias respiratorias domiciliarias (TRD) planteado por Esteve Teijin, la empresa a la que el Servivio Gellego de Salud (Sergas) acaba de adjudicar las áreas de Santiago, Vigo y Pontevedra e O Salnés.

En esta entrevista concedida a Redacción Médica, Pastor argumenta los temores de los pacientes ante una situación que consideran que podría comprometer su situación clínica.


¿Cómo se sienten los pacientes respiratorios ante el criterio de renovación introducido en el concurso de TRD del Sergas?

Pues debo decir que nos ha sorprendido la introducción de este criterio, ya que está fuera de los plazos que recomiendan los propios fabricantes, o casos especiales por desperfectos o fallos técnicos en los equipos, para nada es habitual que sea un criterio determinante.

Y sin ser experto, aunque sí usuario desde hace muchos años, yo creo que es así porque lo que a priori puede parecer una gran ventaja, disponer de equipos nuevos mensual o trimestralmente, en la práctica está muy lejos de serlo. Hay que pensar que el proceso de adaptación de los pacientes es largo y complicado y que se puede extender durante meses. Un cambio de ventilador, aunque sea del mismo modelo y marca, puede comprometer la situación clínica e incluso ser motivo de ingreso hospitalario.

En el caso de las CPAP, de tratamiento de la apnea del sueño, debo decir que es sumamente importante la adaptación, y que el seguimiento se hace, de hecho, durante varios meses hasta conseguir la plena adaptación del paciente, algunas veces teniendo que cambiar de máquina hasta conseguir la adecuada.

¿Es un criterio novedoso o ya se lo habían encontrado planteado de esta forma en concursos de otras Comunidades Autónomas?

Hasta donde llega mi conocimiento es la primera vez que los plazos de renovación de los equipos se valoran como criterio en un concurso de TRD. No hay precedente.

Es evidente que Fenaer sí defiende la renovación periódica de los equipos, pero siempre vinculada a aspectos como la mejora o modernización, el deterioro, la detección de problemas o cambios en las recomendaciones de los fabricantes, que parecen las razones lógicas.

¿Han podido consultar con neumólogos cómo podría afectar a la salud de los pacientes esta renovación de equipos?

Lo que puedo comentar son conversaciones informales y no un posicionamiento de SEPAR porque desconozco si existe o no. Pero sí creo que no me equivoco si afirmo que el criterio general sobre los equipos es el de seguir las recomendaciones de los fabricantes, que indican renovación entre los 3 y los 5 años. Y parece lo más lógico, en todo caso. Si los fabricantes garantizan los equipos durante ese período, no sé si tiene sentido variar los plazos, cuando nada indica que haya un beneficio constatado sino más bien lo contrario.

¿Han pedido desde Fenaer al Sergas que modifique o module este punto para no verse afectados por esta renovación?

Efectivamente sí nos hemos dirigido al Sergas a finales del pasado mes de junio, cuando por la información pública disponible tuvimos conocimiento de las particularidades de este concurso.

Nos dirigimos a ellos para expresar nuestra opinión, manifestar nuestra preocupación y llamar su atención sobre los plazos de renovación, alertándolos de que podrían resultar muy perjudiciales para los pacientes. No olvidemos que las personas que utilizan las TRD son personas en su mayoría con problemas respiratorios muy serios que dependen completamente de sus equipos.

Nuestro ánimo es siempre el de colaborar y construir. Manifestamos al Sergas nuestra opinión como pacientes y usuarios finales de las TRD, mostrando además nuestra preocupación no solo por el impacto que la renovación puede tener en la calidad asistencial e incluso en la calidad de vida de los pacientes sino también en cuanto a la efectividad de las terapias respiratorias y la adherencia.

¿Echa de menos que en los concursos públicos se cuente más con la opinión de los pacientes?

En el caso de las TRD sí que lo echamos de menos. Por las características de estas terapias y lo que implica para los pacientes sería justo tener voz, poder expresar nuestras opiniones y colaborar en la redacción de los pliegos, pero solo con el ánimo de mejorar, no de intervenir en aspectos que corresponden exclusivamente a las administraciones sanitarias.

En otros muchos concursos públicos del ámbito sanitario es más que evidente que no tenemos nada que decir ni que opinar. Pero en las TRD creemos que sí. Al margen del caso del Sergas, en los últimos años hemos tenido ejemplos de concursos en otras comunidades autónomas que hicieron saltar las alarmas. Es muy recomendable que las administraciones sanitarias vigilen el destino del dinero público. Pero también es fundamental tener en cuenta que las terapias respiratorias no son un puro servicio a domicilio que pueda ejecutar cualquiera. Es una necesidad de personas muchas veces dependientes que debe ser atendida por equipos expertos y especializados que sepan lo que hacen, bajo la dirección de profesionales sanitarios cualificados.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.