Redacción Médica entrevista al presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, tras cumplir un mes en el cargo

"Ofrecemos 65.000 euros y plaza fija en Primaria y aun así faltan médicos"
El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda.


14 jun 2022. 18.50H
SE LEE EN 10 minutos
El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, está de aniversario. Esta semana hace un mes desde que tomó posesión para sustituir a Alberto Núñez Feijóo, que dejaba San Caetano por Génova 13 para tomar las riendas del Partido Popular a nivel nacional. 

En una entrevista con Redacción Médica, Rueda evita hablar de similitudes o diferencias en las preferencias a la hora de gestionar la sanidad gallega con su antecesor. "Ambos coincidimos en que Galicia cuenta con un sistema sanitario fuerte y de primera con profesionales excelentes", asegura. Por eso, sostiene que "es de sentido común continuar con lo que funciona". En conversación con este diario, analiza la actualidad sanitaria de Galicia y de España y subraya cuáles serán sus preferencias a la hora de gestionar la sanidad gallega.

¿En qué se diferencia su modelo sanitario del de su antecesor, Alberto Núñez Feijóo?

No hablaría tanto en términos de diferencias o similitudes, sino del modelo sanitario por el que apostamos. Ambos coincidimos en que Galicia cuenta con un sistema sanitario fuerte y de primera con profesionales excelentes. De no ser así, no sería la comunidad que mejor resistió la pandemia en España, registrando la menor tasa de mortalidad y liderando la campaña de vacunación.

Y es de sentido común continuar con lo que funciona. Y funciona más allá de la gestión de la pandemia. Nuestro sistema sanitario ofrece datos que demuestran qué ha sido prioritario para el Gobierno gallego a lo largo de estos 13 años: nunca antes hubo tantos servicios ni profesionales sanitarios contratados, más de 42.700. Se han mejorado las infraestructuras. Se ha implantado tecnología de vanguardia y modernizado todos los hospitales de Galicia. Además, hemos construido dos nuevos en Lugo y Vigo. No olvidemos también que se han renovado o construido un centenar de centros de salud.

En cualquier caso, soy de los que cree que siempre se puede mejorar lo mejorable. Por eso, uno de mis primeros anuncios como presidente de la Xunta ha sido en el ámbito de la sanidad; con el refuerzo del calendario de vacunas infantiles. Se van a incluir tres nuevas gratuitas: la de meningitis B, la antigripal tetravalente y la vacuna frente al virus del papiloma humano, que se extenderá en el próximo curso escolar a todos los niños varones de 12 años. De este modo, Galicia ofrece uno de los calendarios de vacunas más completos de España y de Europa.

Además, puedo asegurar que ni el departamento de Sanidad de la Xunta ni yo escatimaremos esfuerzos ni recursos en culminar la reforma de la Atención Primaria y en medidas que sirvan para reconocer la valía de los profesionales sanitarios de la forma que se merecen.


"Galicia no escatimará en esfuerzos ni recursos en reformar su Primaria"



¿Cómo definiría la relación entre la Xunta de Galicia y el Ministerio de Sanidad? 

La relación es mejorable. En una pandemia, al igual que es fundamental escuchar a los expertos, también lo es el que Ministerio de Sanidad cuente con un canal de escucha activa de intercambio de opiniones con las CCAA, como es el Consejo Interterritorial. Pero, sintiéndolo mucho, debemos admitir que ese diálogo no ha sido fluido en demasiadas ocasiones. No nos podemos enterar por la prensa de decisiones que tienen que ver con la salud de las personas. Hay, por tanto, muchas cosas que revisar.

¿Cómo entiende que debe ser el papel del ministerio a la hora liderar la sanidad española?

En cualquier caso, el Ministerio de Sanidad siempre tendrá en la Xunta una institución aliada cuando se trate de fortalecer la sanidad pública, pero insisto en que debe escuchar y comprender las particularidades de cada autonomía. Aunque siempre hay temas comunes entre las comunidades, evidentemente, como el hecho de que compartimos el problema del déficit de médicos, sobre todo de especialistas de Medicina Familiar y Comunitaria.


"Lo que la sanidad gallega necesita es formar a más especialistas"



Las enfermeras reclaman asumir cada vez más competencias y responsabilidades. ¿Está lo suficientemente valorada la Enfermería en Galicia?

Es un personal clave, nosotros lo sabemos y, por supuesto, lo valoramos. Además, se trata de profesionales totalmente capacitados para atender ciertos procedimientos agudos con carácter finalista. Por eso, estamos trabajando en protocolos para que se pueda hacer el seguimiento de pacientes crónicos a través de ellos. A modo de ejemplo, un paciente con diabetes puede ser seguido dos o tres veces al año por su enfermera o enfermero, que será el encargado de darle continuidad al tratamiento si no hay alteraciones. De este modo, el médico solo actuaría si hay cambios significativos.

¿Aspira Galicia a convertirse en una referencia en Enfermería? 

Queremos ser referente en una sanidad pública fuerte, sin distinciones de especialidades o categorías.

Ha asegurado que Galicia culminará este año la mayor reforma de la Atención Primaria. Al mismo tiempo, ha avanzado que se realizarán esfuerzos por una mejora salarial de los profesionales sanitarios del Sergas. ¿En qué consiste esta reforma? 

El problema que tenemos ahora es de falta de médicos especialistas. Estamos ofreciendo en estos momentos 106 plazas fijas a Médicos de Familia con un sueldo medio de 65.000 euros. El acceso a estas plazas, que son fijas, es por concurso de méritos. Por eso, insistimos en nuestras reclamaciones al Gobierno central de que son necesarias más plazas de formación, la eliminación de la tasa de reposición, más incentivos para las plazas de difícil cobertura y la creación de la especialidad de Urgencias. Lamentablemente, seguimos esperando respuesta a todas estas peticiones.


"Los nuevos profesionales sanitarios ya no sólo quieren un buen sueldo"



El primer reto político al que ha tenido que enfrentarse al frente de la Xunta también ha venido desde el ámbito sanitario con los médicos internistas. Se quejan de la falta de facultativos, una realidad que la Xunta no niega, ¿cuál es el problema de raíz? 

Los hospitales comarcales son una pieza clave en nuestra comunidad, por la dispersión de población. Por eso, una de las señales de identidad del sistema sanitario gallego es la proximidad asistencial y desde la Xunta de Galicia tenemos claro que es prioritario garantizar los servicios en estos centros. De ahí que en 2018 se aprobase la reforma de la Lei de Saúde que fusionó las áreas sanitarias y es la que está garantizando la cobertura de profesionales en los hospitales de estas zonas en los que hay déficit en diversas especialidades.

En estos momentos, estamos revisando la situación de Medicina Interna y de Radiodiagnóstico, tal y como hicimos hace unos meses con el servicio de Traumatología. Me gustaría remarcar que el compromiso de la Xunta de Galicia con los hospitales de estas zonas es total. Desde el año 2009, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) comenzó a dar más puntuación en las ofertas de empleo y en las listas de contratación a quién ejerciese en estos centros, y el pasado año, incorporamos la prestación de servicio en zonas rurales como mérito para el cálculo de la carrera profesional. No escatimaremos en esfuerzos y habrá más actuaciones de mejora en los siete hospitales comarcales de la red sanitaria pública gallega. Pero me temo que tengo que insistir otra vez: al final, lo que necesitamos es formar a más especialistas.

Cada vez más voces expertas alertan de que el modelo MIR está agotado. ¿Comparte esta postura?

Solo hay que mirar lo que está pasando. No tenemos médicos especialistas para cubrir las sustituciones. Hay que revisar el sistema, sin duda. También se debe tener en cuenta que las y los nuevos profesionales ya no sólo quieren un buen sueldo, quieren más tiempo libre, más oportunidades para investigar… Los nuevos tiempos piden que la oferta debe adaptarse al nuevo perfil del especialista.

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia del Covid-19 en España?

Galicia supo cuidar de Galicia. Nuestros profesionales se unieron para dar lo mejor de sí ante un desafío desconocido. No es un balance triunfalista, es la realidad que demuestran datos como los apuntados anteriormente: fuimos la comunidad que mejor resistió la pandemia, con menor mortalidad por covid por cada 100.000 habitantes, y la primera en vacunación. Hemos sido capaces de vacunar rápidamente a la población, empezando por la más vulnerable: los mayores de nuestras residencias. Allí enviamos a nuestros equipos de Enfermería de élite, si me permiten la expresión, formados en exclusiva para administrar la vacuna con toda agilidad y precisión, consiguiendo extraer de cada vial una dosis extra. En todo caso, y seguramente, hay cosas que pudimos hacer mejor, obviamente. Además, nos acordamos a diario de todos los gallegos y gallegas que no pudieron superar el covid.

¿España y Galicia están preparados para afrontar una nueva pandemia en el futuro?

Está claro que hemos tenido que aprender a marchas forzadas. Ha sido la primera vez que nos hemos enfrentado, y lo seguimos haciendo, a una pandemia provocada por un virus desconocido. Acertar con una enfermedad nueva es muy difícil, pero se ha sabido escuchar a los profesionales, a los expertos y, además, conseguimos que la ciudadanía formase parte muy activa de la lucha contra la pandemia. En este punto, ha sido determinante el esfuerzo diario de comunicación, con entrevistas, ruedas de prensa, encuentros con medios de comunicación… Encontrar la complicidad de los gallegos ha sido clave, porque ¿de qué vale imponer normas, si no se van a cumplir? ¿de qué vale tener vacunas, si no se las van a querer poner?

Por último, ¿cómo valora la gestión de su conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña?

En primer lugar, quiero poner en valor que nuestro actual conselleiro de Sanidade asumió este cargo en plena crisis sanitaria por el covid y ha tenido ante sí el enorme reto y responsabilidad de reforzar la respuesta sanitaria gallega ante la pandemia y de continuar la transformación y la mejora de la Atención Primaria. Bajo su pilotaje, la sanidad pública gallega ha sacado músculo y ha demostrado la enorme capacidad de trabajo de sus grandes profesionales, capaces de hacer frente a una pandemia, y sin dejar de lado la atención a otras patologías.

En todo caso, su enorme valía ya la había dado a conocer al frente de las áreas sanitarias de Ourense y Vigo. Julio García Comesaña es una profesional que tiene un amplio conocimiento de gestión y de la organización sanitaria. Cuenta con un perfil muy válido, del que todo el sector destaca su capacidad de diálogo. Por eso, era incuestionable su continuidad en una de las áreas prioritarias del Gobierno gallego y para los gallegos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.