Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Autonomías > Cataluña

Comín destaca sus 'logros' y los sindicatos le responden: "Son de risa"

Las centrales sindicales dudan de la autenticidad de un documento a priori oficial que resume su labor en la Consejería

El exconsejero de Salud, Antoni Comín,
Comín destaca sus 'logros' y los sindicatos le responden: "Son de risa"
Redacción
Jueves, 18 de enero de 2018, a las 13:25
El exconsejero de Salud, Antoni Comín, ha publicado un documento en su cuenta de Twitter en el que ‘saca pecho’ por sus ‘logros’ al frente de la Consejería en los últimos dos años. Comín no menciona explícitamente en su documento en ningún momento nada relacionado con la consecución de la República Catalana y la culminación del proceso independentista. Lo cierto es que lo que el exconsejero cesado elogia a bombo y platillo, difiere de la realidad en muchos casos y en opinión de, por ejemplo, los sindicatos, se resume en que "prometió mucho pero la realidad son promesas incumplidas y proyectos sin dotación".

Redacción Médica ha intentado contrastar en reiteradas ocasiones con el departamento de Salud la vericidad del documento, que lleva membrete oficial, pero no ha recibido respuesta en ningún sentido. Los sindicatos dudan, a pesar de ello, de la veracidad "puesto que no lleva ni fecha, ni firma".

Entre los avances más destacados de Comín, el exconsejero destaca las 2.400 plazas para el Instituto Catalán de la Salud aprobadas en la Oferta de Empleo Público o la nueva Estrategia Nacional de Atención Primaria (ENAPISC). Esta estrategia recogía, según aseguran a Redacción Médica fuentes sanitarias de Comisiones Obreras en Cataluña, "mandar seis meses a formación a los profesionales y reponer esas vacantes, para lo cuál suponíamos que habría una dotación presupuestaria importante, pero luego preguntabas en el ICS y la dotación era 0".

"Hospital al que iba, hospital que prometía que iba a hacer nuevo porque estaba muy viejo",
aseguran estas mismas fuentes, que ponen ejemplos concretos: el Joan XXIII, el Trueta, el de Viladecans... También se quejan de la reversión de recortes que Comín asegura que ha hecho con su subida en los salarios del 1 por ciento. "Si nos quitaron entre el 5 y el 12 por ciento en 2012, vender una subida del uno, es una reversión de risa".

También aplaude Comín el Plan Nacional de Urgencias de Cataluña (Planuc), que prometía reducir los tiempos de espera, pero que para algunos profesionales ha provocado que la situación de los hospitales sea "caótica". Lo corroboran desde CCOO asegurando que "las listas de espera han empeorado y el Planuc tampoco tiene un presupuesto suficiente, con lo cuál nos encontramos colapso tanto en Atención Primaria, como en Urgencias". Precisamente destaca Comín, la implementación del Plan Integral para la Mejora de las listas de Espera cuyo beneficio es del 0,4 por ciento en intervenciones quirúrgicas, la peor de todo el sistema sanitario nacional.

Un "impulsor" de la malograda EMA

El exconsejero desde Bruselas ha valorado su labor como "impulsor" de la candidatura de Barcelona a la Agencia Europea del Medicamento, candidatura que finalmente no fructificó, pese a que reconoció que no era "el mejor momento" para intentar acogerla.

Entre los logros que más destaca el exconsejero es el de la “priorización de las entidades públicas y las privadas sin ánimo de lucro”. Para Comín ha sido positiva la “recuperación de la actividad hospitalaria del Hospital Parc Taulí de Sabadell y el Hospital de Terrassa” tras el fin del concierto con la Clínica el Vallés, que ha provocado la saturación de los dos primeros. Ni siquiera este proyecto que fue bien acogido por los representantes de los trabajadores los tiene satisfechos, "al no contratar nuevo personal, ni planificar la nueva situación". Uno de los pocos logros en los que Comín y los sindicatos coinciden es el decreto de acceso universal a la sanidad.

Otro de los hitos de Comín: la tramitación del decreto de prescripción enfermera, que no ha entrado en vigor. O la aprobación de la creación de la Agencia Catalana de Medicamentos, un ente que pretendía absorber las competencias del Estado en materia farmacéutica y la Agencia de Salud Pública, también de cara a la independencia de Cataluña, aunque se menciona esta aspiración en el documento, sino que su objetivo con esta creación era el de "agilizar los retos presentes y futuros" y "separar las funciones políticas y estratégicas de las ejecutivas y de gestión". Estos tres últimos proyectos son eso: "proyectos y nada más, nada tangible", según los representantes de Comisiones Obreras en Cataluña.