Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

Oído en consulta: "¿Tomas fármacos?, Paracetamol; ¿Para? Cetamol"

Una dermatóloga explica en redes la cómica respuesta de un paciente en consulta

Los médicos recuerdan los principales malentendidos en consulta.
Oído en consulta: "¿Tomas fármacos?, Paracetamol; ¿Para? Cetamol"
Redacción
Domingo, 25 de febrero de 2018, a las 13:40
El paciente entra en consulta, explica su problema al galeno y empiezan a interactuar. En ocasiones, parecen no compartir el mismo lenguaje, y pequeños errores de los pacientes sacan una sonrisa a los sanitarios. Es lo que ha querido relatar la dermatóloga Rosa Tarbener en su perfil de Twitter, donde ha recogido la curiosa respuesta que le dio un paciente ante una pregunta que pudo haber dado lugar a dudas. 

La médica quería saber si la persona que tenía enfrente tomaba alguna medicación. Al responder que "paracetamol", quiso saber para qué dolencia, por lo que su pregunta volvió a ser "¿para?". Su interlocutor, interpretando que no había entendido bien la respuesta, simplemente continuó la palabra: "Cetamol", generando la risa en la profesional médica. "Y así hemos empezado la consulta del viernes. Esto promete", ha señalado en un tuit con el hashtag #siesquevamosprovocando. 

El mensaje, que acumula más de mil retuits y de 3.500 likes, ha dado pie a que otros compañeros señalen también esos errores típicos de los pacientes cuando describen sus síntomas o problemas. "Otras cosas graciosas son la protesta (en lugar de próstata), el Eurotirox 25 -por el Eutirox 25- o las verticales (en lugar de las cervicales)... Ains si no fuera por esas cosillas", escribía una médico de Familia. 

"Según cómo te sientas"

Otro médico aprovechaba también para exponer lo que le había pasado el día anterior cuando un paciente preguntó si podría volver ya a trabajar y el galeno respondió que "según cómo te sientas...". "Ay, perdón, es que me siento así de lado torcida... y me riñen, pero yo estoy cómoda", respondía la paciente, a lo que el médico matizaba que era "sientas de sentir, no de sentar". Para terminar de cuadrar el despropósito, la paciente admitía trabajar "de pie". Una divertida anécdota que otros médicos aseguraban haber vivido también. 

Algunos usuarios, sin embargo, recordaban amablemente a los profesionales que estos malentendidos podrían evitarse si los médicos formularan "correctamente" las preguntas, como "¿para qué toma la medicación?".