Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50

La saturación de los sanitarios en primera persona: "No paramos ni a mear"

Médicos y enfermeros comentan sus experiencias a raíz de la saturación de Urgencias para ejemplificar el problema

Los sanitarios admiten que en muchos turnos no les da tiempo ni a ir al baño.
La saturación de los sanitarios en primera persona: "No paramos ni a mear"
Redacción
Miércoles, 17 de enero de 2018, a las 18:30
Ante las diferentes informaciones sobre la saturación de los servicios de Urgencias que se han sucedido desde la llegada del invierno y la consiguiente epidemia de gripe, muchos son los sanitarios que, animados por las declaraciones de médicos y pacientes, han decidido poner ejemplos que evidencien su problema. Entre ellos, uno se repite especialmente: "No he podido ni ir a mear en toda la jornada", escriben varios en redes sociales. 

A tenor de los comentarios, ese parece ser el mejor medidor de la sobrecarga de trabajo, ya que mientras una doctora de Urgencias señalaba en Facebook que no había podido ir al baño de 8 a 15 -durante toda su jornada-, otra compañera le contestaba como quien sube la apuesta en una mano de mus explicando que a ella le había pasado lo mismo pero en su turno de 22 a 8 horas, lo que hace pensar en una jornada frenética de 10 horas sin parar. "Yo he estado sin mear de 22h a 8h... Muy triste..", decía. 

Su comentario respondía a una profesional que admitía haber llorado después de alguna guardia, y enumeraba a lo que se enfrenta a diario "ahora que estoy en primaria y en época de gripe": agendas saturadas, la sala de espera que se solivianta porque llevas media hora de retraso, las dobles agendas por las vacaciones de Navidad, y así podría seguir...", lamentaba. 

Más de 60 pacientes

También recurrente es cuantificar cuántos pacientes han tenido que atender en un día. En este sentido, también se daban cifras de entre 40 y 60 como ejemplo de que los médicos se sienten sobrecargados por la cantidad de personas que atienden en una jornada. Esto se debe, como ya denunciaba el sindicato Metges de Catalunya, a que además de las citas programadas, los galenos deben atender las visitas espontáneas, en su mayoría relacionadas con procesos gripales. 

Sin embargo, el problema de saturación que se agrava con la epidemia de gripe no es exclusivo de los médicos. También han lamentado una excesiva carga de trabajo los enfermeros, que critican que dos o tres profesionales tengan que hacerse cargo de la medicación de cerca de 40 pacientes. Uno de ellos aprovechaba Twitter para denunciar que solo dos enfermeros tenían a su cargo 42 pacientes en una planta hospitalaria. A esto, además, se le une la petición de analíticas que deben llevar a cabo por prescripción médica.