Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35
Empresas > Tecnología

El primer desfibrilador de uso público de Philips cumple 20 años

La compañía participa en campañas para celebrar el Día Mundial del Corazón promoviendo la salud cardiovascular

Juan Sanabria, CEO de Philips en España y Portugal.
El primer desfibrilador de uso público de Philips cumple 20 años
Redacción
Martes, 27 de septiembre de 2016, a las 11:40
Estos días se cumplen 20 años de los primeros desfibriladores diseñados para el uso público por parte de ciudadanos no sanitarios que forman parte de la línea HeartStart de Philips, de los que ya ha puesto a disposición en todo el mundo un millón y medio de unidades. 

La celebración coincide con el Día Mundial del Corazón del próximo 29 de septiembre, motivo por el cuál se han diseñado distintas actividades y programas durante toda la semana que ayudan a sensibilizar a la población general sobre la importancia de mantener buenos hábitos de salud cardiovascular. 

Como colaboradora de la XXXII Semana del Corazón, ya se instaló el pasado sábado un espacio cardiosaludable en la Carrera del Corazón proporcionando zumos naturales bajo su campaña Bebe Salud. 

Además Philips y la Asociación España Salud van a instalar desfibriladores tanto en La Alhambra como en el Estadio de la Juventud de Granada para que ambos espacios estén cardioprotegidos y preparados para atender posibles casos de paradas cardiacas. 

Fáciles de usar

La campaña de Philips pretende que la población aumente el conocimiento sobre el paro cardiaco súbito y sepan cómo pueden ayudar a salvar una vida conociendo las técnicas de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) y cómo se usa un desfibrilador semiautomático, algo sobre lo que destacan su facilidad. 

Según datos de la propia compañía, unas 420.000 personas experimentan paros cardiacos no traumáticos en Estados Unidos y cerca de 275.000 en Europa, por lo que el uso de un desfibrilador resulta clave entre los tres y cinco minutos siguientes a la parada. De ahí la necesidad de actuar con celeridad en esos momentos para mejorar las posibilidades de supervivencia de los afectados.