Luis Cuevas, Business Leader de Philips.


15 feb 2022. 14.00H
SE LEE EN 5 minutos
Philips ha presentado este martes las nuevas herramientas sanitarias que ha desarrollado en el área de Radiología. Con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente y obtener más información de su diagnóstico, ha lanzado una tecnología más precisa, rápida y eficaz para garantizar una terapia personalizada y menos invasiva.

"La Radiología es la especialidad que, quizás, más evoluciona y más evolución va a tener en el futuro", ha dicho Luis Cuevas, Business Leader de Philips, durante su intervención en el auditorio del Museo Reina Sofía de Madrid en el evento El futuro de la Radiología. En este sentido, ha insistido en que ésta es un área "creativa" y, por ello, ha expresado el compromiso de la compañía en continuar desarrollando "procedimientos menos invasivos".

La imagen en 3D SmartCT ha sido una de estas innovaciones. Una tecnología que, según ha señalado Mirian Losa, jefa de producto de Terapia Guiada por Imagen de Philips, permite "comprender mejor la anatomía", ya que simplifica el proceso de adquisición de imágenes y permite una gestión más eficiente de las dosis de radiación y, en consecuencia, "atender y tratar mejor al paciente".


Losa: "Las plataformas de Philips están diseñadas para ser actualizadas a lo largo del tiempo"




Entre las prestaciones de esta máquina, se encuentran además una mayor resolución, un procedimiento más fluido y rápido, así como una obtención de información en tiempos más cortos. Beneficios que, sin embargo, pueden ser aún mejorados, pues "las plataformas de Philips están diseñadas para ser actualizadas a lo largo del tiempo", ha añadido.

La reducción de tiempos en Radiología es clave


La plataforma de neurointervencionismo guiado por imagen Azurion Neuro Suite ha sido otra de las novedades en el catálogo de Philips. "Está dotada de ecografía por imagen de fusión con resonancia, ecografía endovascular y un sistema avanzado audiovisual para formación y docencia", ha explicado Joan Perendreu Sans, director del Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Parc Taulí, en Barcelona.

Así, el experto ha destacado la importancia de la incoporación de tecnologías como la inteligencia artificial a la Neurorradiología Intervencionista en los últimos años, especialmente en el tratamiento endovascular del ictus, y ha hecho hincapié en que "estamos en un momento muy apropiado para aportar soluciones rápidas y efectivas" a la Medicina.

También ha recordado que han evolucionado las técnicas radiológicas en el tratamiento de las hemorragias cerebrales, los aneurismas y las malformaciones cerebrales. "Se han incorporado nuevos materiales como los stents diversificadores de flujo y nuevos agentes embolizantes, y se han mejorado las técnicas", ha asegurado Perendreu Sans, quien ha enfatizado que todos estos avances "permiten un ahorro de tiempo que es vital en el futuro del paciente".


González García: "En el ictus todo es relativo menos el tiempo"



Un aspecto en el que igualmente ha incidido Alejandro González García, de la Sección de Neurorradiología Vascular Intervencionista y Unidad de Gestión Clínica de Radiodiagnóstico en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, en Sevilla, quien ha subrayado que el ictus representa la segunda causa de muerte a nivel mundial y, concretamente en Andalucía, su tasa de mortalidad es la más alta del sur de Europa.

De este modo, ha indicado que el tiempo en las primeras seis horas del ictus isquémico es "fundamental": "Sabemos que en este periodo un retraso de 30 minutos conlleva una disminución del 15 por ciento en el pronóstico funcional del paciente". "La adquisición de Butterfly de Philips nos permite que los pacientes sean trasladados directamente a la sala de Neurradiología Intervencionista y, con ese ahorro de tiempo, lo que se consigue es 'salvar el cerebro', con lo cual los pacientes tienen mejor pronóstico", ha celebrado el especialista.

Inteligencia artificial para tomar decisiones más precisas


Cada vez es más necesaria la imagen médica para manejar a los pacientes. La inteligencia artificial hace más ágil la carga de trabajo de los radiólogos y les ayuda a ser más precisos en el diagnóstico. Así lo reconoce Josep Munuera, jefe de Servicio de Diagnóstico por la Imagen en el área de Investigación, Innovación y Calidad del Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona). "Disponer de marcadores cuantitativos nos permite tomar decisiones de forma más precisa y homogénea, sin depender de la interpretación individual cualitativa de un profesional", ha declarado.

Mientras, Julia Camps, jefa corporativa del Área de la Mama del Grupo Ribera, ha avanzado que la aplicación de la inteligencia artificial en radiología mamaria "permite no sólo ayudar a detectar lisiones, sino a desarrollar modelos de predicción de riesgo que ayudan en el seguimiento posterior de cada paciente".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.