El Gobierno de coalición ha manifestado posturas enfrentadas en materia sanitaria en los últimos meses

Muface, patentes y aborto: las diferencias sanitarias entre PSOE y Podemos
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.


03 mar 2021. 09.00H
SE LEE EN 7 minutos
Las desavenencias entre los socios de Gobierno se han hecho evidentes las últimas semanas. Cuestiones como la reforma del la ley del aborto, el modelo Muface o la liberación de las patentes han sido puntos de desencuentro entre Unidas Podemos y el PSOE en el arranque de 2021. Además, en una PNL registrada la semana pasada por la formación formada se criticaba que "en España incluso se ha legislado para contratar a personas sin la formación necesaria", una denuncia constante por los profesionales sanitarios, quienes se han opuesto en repetidas ocasiones al RDL 29/2020 que permite la contratación de médicos extracomunitarios y sin MIR para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

La polémica Ley Trans, que pone fin a las pruebas médicas para cambiar de sexo y contempla la inclusión en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, no se aprobará la semana del 8M en Consejo de Ministros como pretendía el organismo liderado por Irene Montero, que acusa al PSOE de bloquear su tramitación.

El principal escollo está en la autodeterminación de género que contempla el documento. Tal y como detalló este medio, el borrador redactado por Igualdad advierte que la solicitud de rectificación registral de la mención de sexo en ningún caso podrá estar condicionado a la exhibición previa de un informe médico o psicológico.

Reforma de la ley del aborto


La reforma de la ley del aborto también ha enfrentado a PSOE y Unidas Podemos. Tal y como adelantó Redacción Médica el pasado 20 de enero, la Dirección General de Salud Pública promueve la modificación del Real Decreto 831/2010 de Garantía de la Calidad Asistencial de la Prestación a la Interrupción Voluntaria del Embarazo con el objetivo de "mejorar la participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración normativa".

La modificación de la norma tiene como objetivo promover el método farmacológico en embarazos no deseados que no superen las nueve semanas de gestación, y que estos se atiendan desde centros de Atención Primaria extra hospitalaria; algo duramente criticado por la ministra de Igualdad, que se manifestó en redes sociales en contra de esta reforma. 

"La interrupción voluntaria del embarazo debe garantizarse de forma segura y efectiva para todas las mujeres y con acompañamiento médico especializado. El aborto farmacológico nunca debe ser la única opción, ni siquiera la prioritaria", explicaba en la red social Twitter. Preguntados por esta declaración, tanto el Ministerio de Igualdad como el grupo confederal de Unidas Podemos en el Congreso se remiten al tuit de la ministra. 

Por su parte, el Ministerio de Sanidad eliminó la consulta pública de su web para "corregir erratas", tal y como explicó a Redacción Médica el pasado 21 de enero. Desde entonces, y pese a que el plazo inicial para presentar las alegaciones finalizaba el pasado 4 de febrero, no se ha vuelto a sacar a consulta.

Eliminación del modelo Muface


Coincidiendo con la irrupción del temporal Filomena, este medio publicaba un borrador de la Proposición No de Ley (PNL) en la que trabajaba Unidas Podemos para dejar morir el Modelo Muface. En ella se argumentaba que "el mantenimiento de las Mutualidades de Funcionarios al margen de nuestro sistema sanitario constituye una fuente de inequidades"

En el texto, que no llegó a registrarse por tener un "informe desfavorable", Unidas Podemos instaba al Gobierno a llevar a cabo "las acciones necesarias para avanzar en cohesión, equidad, la organización unificada y gestión pública directa del sistema sanitario atendiendo al interés general y, en particular, para que las nuevas incorporaciones de los colectivos hasta hoy protegidos por el mutualismo administrativo se incluyan en el régimen general del Sistema Nacional de Salud, respetando, si los hubiere, derechos adquiridos".

Por esas fechas, desde el Área Estatal de Salud-Sanidad de Podemos mandaron un mensaje a Carolina Darias, que aún no había sustituido a Salvador Illa al frente del Ministerio de Sanidad: "En Unidas Podemos defendemos la equidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Por ello esperamos que, si se confirma el nombramiento de Carolina Darias como Ministra de Sanidad, ésta modifique el criterio sobre inequidad del Sistema Sanitario, defendiendo privilegios solo para dos millones de la población", trasladaba la formación a través de Twitter, donde hacía referencia a declaraciones de Darias defendiendo el Modelo Muface.

Semanas más tarde, y a través de una respuesta parlamentaria, el Gobierno remarcaba que "no tiene previsto suprimir la Mutualidad de Funcionarios Civiles del Estado (Muface)". "Así lo manifestó la Ministra de Política Territorial y Función Pública en sus comparecencias en el Congreso de los Diputados del 27 de febrero y 14 de mayo de 2020  y en la del 4 de junio del pasado año en el Senado, reafirmando el modelo de Muface y apoyando su actual proceso modernizador", subraya el Gobierno basándose en las palabras de la ahora ministra de Sanidad, que antes llevaba la cartera de Función Pública. 

Liberación de las patentes


Otro de los puntos en los que PSOE  y Unidas Podemos han chocado en las últimas semanas concierne a la vacunación frente al Covid-19. "Tenemos un sistema para vacunar de manera muy eficiente, pero nos faltan vacunas”, explicaba en el Congreso de los Diputados Rosa Medel, portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad. En su intervención en el Pleno de la Cámara Baja el pasado 17 de febrero, Medel afirmaba que estos problemas no se resuelven con una comisión de expertos nombrados por los partidos “sino liberando patentes”.

En respuesta a sus preguntas, un día más tarde, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, explicaba en la propia Comisión de Sanidad que "España no es partidaria de reformar el sistema de patentes". Con estas palabras, la titular del organismo defendía que la postura de nuestro país se sitúa en línea con lo defendido por la Comisión Europea. 

Remodelación del sistema de pensiones


La remodelación del sistema de pensiones que defiende el Ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, también ha creado una "tensión sostenida" entre los dos partidos que conforman el gobierno de coalición. Sobre la mesa del ministro está la petición de los profesionales sanitarios, quienes demandan una jubilación flexible que apoya la formación morada.

Según trasladan fuentes de la formación morada a este medio, el partido cree que "debería existir esa flexibilidad" y que el Ministerio debe tener "cierta cintura" y permitir que los profesionales sanitarios puedan jubilarse a partir de los 60 años. "Esto se habló en la Comisión del Pacto de Toledo, hay colectivos con una experiencia, como los médicos, para los que debería existir cierta flexibilidad y no establecer esos topes", explican. Las particularidades de los profesionales sanitarios, esperan, serán abordadas por el Ministerio.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.