Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los médicos, de la central de compras de servicios: "Suena a privatización"

Miralles, de CESM, opina que la medida incluida en la Ley de Contratos del Sector Público "solo despierta sospechas"

Francisco Miralles, secretario general de CESM.
Los médicos, de la central de compras de servicios: "Suena a privatización"
Martes, 08 de agosto de 2017, a las 16:30
La posibilidad de que el Ministerio de Sanidad pueda organizar centrales de compras estatales, concursos o acuerdos marco de servicios sanitarios, particularmente de cuerpos laborales como médicos y enfermeras, incluida en la Ley de Contratos del Sector Público, ha dejado desconcertados a los profesionales del sector de la salud.

Asi lo indica Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), quien se reconoce “sorprendido” por esta reforma aprobada en el Congreso de los Diputados, de la que ha tenido conocimiento gracias a Redacción Médica. “No hemos tenido ninguna información al respecto de esto previamente ni nadie se ha puesto en contacto con nosotros”, indica.

El también portavoz del Foro de la Profesión Médica considera que “la medida suena a privatización encubierta. Sería ya el segundo intento de hacerlo, por un avía extraña y sin consenso social del ningún tipo”.

Considera que este tipo de acuerdo marco conduciría a una “precarización de las condiciones de trabajo de los médicos. Además, ¿cómo se van a hacer las contrataciones? ¿Hablamos de que alguien constituya una empresa para este y participe en los concursos con sus propias plantillas de médicos y enfermeras? Por lo pronto, este proyecto solo despierta sospechas”.

Respuestas, en septiembre

Por todo esto, asegura que entre finales de agosto y principios de septiembre  “pediremos explicaciones a los grupos políticos sobre una modificación de este calado, para la que no se ha hablado con los profesionales del sector, algo que me parece bastante grave y un error”.

Eso sí: está abierto a noticias positivas. “Igual hasta nos convencen”, indica. Con todo, ley todavía tiene que superar el trámite del Senado, con cual no tiene la aprobación definitiva todavía,