20 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 12:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las 37,5 horas hacen perder 300 euros/mes al médico y 150 al enfermero

Los sindicatos denuncian que esta jornada laboral afecta, especialmente, a los sanitarios que trabajan en Primaria

Antonio Cabrera, secretario general de FSS-CCOO, y Javier Martínez, presidente de Sanidad de CSI-F.
Las 37,5 horas hacen perder 300 euros/mes al médico y 150 al enfermero
Domingo, 10 de septiembre de 2017, a las 17:00
No volver a la jornada laboral de 35 horas semanales (en lugar de la actual de 37,5 horas) ha supuesto para el médico una pérdida económica que ronda los 300 euros al mesy de 150 euros en el caso de los enfermeros-. Son cifras de CSI-F, que ha calculado cuánto ha mermado el ‘bolsillo’ de los profesionales sanitarios con esta situación.

Esta diferencia monetaria tiene una explicación, tal y como explica a Redacción Médica el presidente de Sanidad de este sindicato, Javier Martínez, quien resalta además a qué colectivos sanitarios incide más. “Las 37,5 horas semanales afectan, principalmente, a los facultativos y enfermeros que trabajan en Atención Primaria porque en lugar de empezar la jornada de guardia a partir de las 3 de la tarde, se alarga la jornada ordinaria, y estas horas se pagan de forma diferente”.

Pero la merma económica no es el único motivo que lleva a los sindicatos a luchar contra esta medida que lleva implantada en el sistema más de cinco años. “No volver a la jornada de 35 horas semanales en sanidad supone, además, no poder generar empleo (las estimaciones están en cerca de 35.000 nuevo puestos) y no tener plantillas más ágiles y organizadas en los hospitales”, añade el secretario de FSS-CCOO, Antonio Cabrera, lo que deriva en un aumento de las listas de espera y, en definitiva, una peor asistencia al paciente.

El techo de gasto, la principal barrera

Por esta circunstancia, ambos sindicatos quieren aprovechar el reciente anuncio del Gobierno de estudiar si incluir o no esta iniciativa en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 para reclamar el cambio de la jornada laboral de los sanitarios. Sin embargo, las propias organizaciones reconocen que este retorno tiene un ‘coste’, especialmente económico, y que deben ser las comunidades autónomas las que lo asuman íntegramente.

“El único problema que habría de no volver a las 35 horas semanales estaría si las CCAA no cumplen el techo de gasto acordado con el Gobierno”, asegura Cabrera. Esto supone que, dado el caso, si una región no puede alcanzar los pactos alcanzados con el Ejecutivo central para hacer frente a partidas tan importantes como la sanitaria, tampoco puede llevar a cabo otras medidas como la implantación de esta jornada laboral. “Pero si cumplen, como ha sido el caso de Andalucía, País Vasco, Castilla-La Mancha o Madrid, ¿por qué no se va a poder volver?”, se pregunta el sindicalista.

Una idea que comparte Martínez, quien afirma que no volver a las 35 horas en sanidad se debe a una decisión basada en “motivos políticos”.