19 dic 2018 | Actualizado: 12:40

La vacunación de adultos, un reto para la Medicina Preventiva

Varios expertos recuerdan que las vacunas son la mejor herramienta de prevención en salud

De izquierda a derecha, Mercedes Maderuelo, Isabel Jimeno, Susana Granado, Ángel Gil e Ismael Sánchez.
La vacunación de adultos, un reto para la Medicina Preventiva
jue 01 diciembre 2016. 09.15H
Redacción
El Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress) ha puesto sobre la mesa los retos y desafíos en la vacunación de adultos en una nueva edición de sus 'Diálogos', esta vez con representantes de la administración, del mundo académico, de los profesionales sanitarios y del colectivo de pacientes. 

Para todos ellos, las vacunas son la mejor herramienta de prevención en salud y la que más beneficios ha conseguido, pese a lo cual, no existe la misma sensibilidad en adultos que en niños. 

"Hay un gran desconocimiento sobre el calendario de vacunación entre los adultos sanos, lo que implica que no estén acudiendo a su centro de salud para reclamar una vacuna y ponérsela", explica Susana Granados, jeda de área de Promoción de la Salud y Prevención de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Esto puede deberse, en su opinión, a la larga trayectoria del calendario infantil y la corta del adulto. Desde su punto de vista, conviene tener presente que debido al envejecimiento de la población, la sostenibilidad del sistema sanitario público pasa por la asunción de medidas preventivas, como la vacunación, que minimicen las secuelas de las enfermedades infecciosas, por lo que desde la Consejería apuestan por la vacunación en todas las etapas de la vida. 

Alarmas puntuales

Por su parte, el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Ángel Gil, opina que la falta de sensibilización social se debe, paradójicamente, al éxito de los programas de vacunación. "Cuando se producen situaciones de crisis, como los casos del virus del ébola o de zika, saltan todas las alarmas y entonces todo el mundo reclama la vacuna. Sin embargo, cuando la situación de emergencia sanitaria pasa, la presión mediática y la demanda social bajan", señala. 

Para Isabel Jimeno, responsable del grupo de trabajo de vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el problema está en la población sana. "A los grupos de riesgo sí se les está vacunando", añade. 

En la misma línea opina Mercedes Maderuelo, directora gerente de la Federación Española de Diabetes (FED), quien afirma que la información no está calando en la sociedad, y el incremento de las coberturas vacunales pasa por hacer campañas de concienciación que involucren a todas las partes implicadas (pacientes, profesionales sanitarios, industria farmacéutica y administración), convirtiendo a los medios de comunicación en aliados a la hora de difundir los beneficios de vacunarse y los riesgos de no hacerlo. 

Mal ejemplo sanitario

Los participantes en el debate admiten que la vacunación es una asignatura pendiente entre los propios profesionales sanitarios, que juegan un papel principal. "El consejo médico es fundamental. Está comprobado que aquellos que se vacunan lo hacen porque su médico se lo recomienda", asegura Granados. 

El papel de Atención Primaria estambién clave por su cercanía para Jimeno, quien señala que los médicos y enfermeras de los centros de salud son los que conocen a los pacientes. "Si preguntamos a un paciente crónico por qué no se vacuna, el 90 por ciento responderá que su médico no se lo ha recomendado", afirma. 

Ángel Gil apunta también a otro problema: "En los planes curriculares de las universidades la Medicina Preventiva se da poco y tarde. De 3 a 6 créditos en los últimos años de carrera. Así es imposible que los futuros profesionales quieran dedicarse a esto", admite, recordando que hay que poner en valor la formación y la educación para la salud en el ámbito académico. 

Poco interiorizado

También la representante de los médicos generales considera que los profesionales no hacen prevención y promoción de la salud porque no lo tienen interiorizado, ya que su formación está más orientada a diagnosticar y a tratar que a prevenir. Además, reivindica una mayor implicación por parte de los sanitarios pero también de la administración. 

Por su parte Granados apuesta por reforzar la figura del responsable de vacunas en los centros de salud, mientras que la directora gerente de FED aboga por hacer de la vacunación preventiva del adulto un compromiso del paciente. Además, el experto en Medicina Preventiva echa en falta un posicionamiento más claro del Ministerio de Sanidad. 

Por último, los participantes coinciden en que Madrid es un ejemplo a seguir en materia de vacunación, ya que dispone de un calendario muy completo que se revisa cada año y porque cuenta con un Comité Asesor de Vacunas creado en 2004 que toman decisiones de manera colegiada y asesoran a la Consejería. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.