La OMS hace balance del SNS durante la crisis: España aguantó con nota alta

La resiliencia del sistema de salud español no le exime de la necesidad de reformas, según un nuevo informe

Gasto sanitario como porcentaje del PIB en España y otros países entre 2000 y 2015. (Fuente: OMS)
La OMS hace balance del SNS durante la crisis: España aguantó con nota alta
mié 29 agosto 2018. 14.50H
Marcos Domínguez
Un informe del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud ha publicado una revisión del sistema de salud en España, donde concluye que su resiliencia permitió afrontar las “condiciones macroeconómicas adversas” de la última década pero necesita ciertas reformas estructurales para afrontar, entre otros, la cronicidad.

El documento ha sido publicado por la oficina regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y elaborado en colaboración con la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). En el mismo se destaca que, a pesar de las medidas para reducir el gasto sanitario público durante la crisis, la cobertura alcanza al 99,1 por ciento de la población.

Algunas cifras dan cuenta del tamaño de los recortes en el SNS. El gasto del Gobierno en sanidad disminuyó un 5,3 por ciento (casi un punto porcentual del PIB) entre 2009 y 2015. El número de camas se redujo una quinta parte desde comienzos de siglo: de 368 por cada 100.000 habitantes en 2000, a 298 en 2015.


Reducción del gasto público en la Primaria


El gasto público en Atención Primaria se redujo del 38 por ciento del total al 31 en 2014, y el gasto ciudadano en sanidad suponía casi una cuarta parte del total en 2015, muy por encima de la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 16,7 por ciento, entre otros motivos, por el copago en los medicamentos.

Sin embargo, el informe destaca que “los principios y objetivos del SNS no han cambiado en la práctica”, y que las reformas “no han mostrado ningún impacto a corto plazo en los resultados en salud”. La satisfacción del paciente siguió siendo alta y se consolidaron sus derechos.


En Atención Primaria, las diferencias autonómicas entre salarios son del 44%


Entre las reformas necesarias se encuentra la adecuación del SNS a la cronicidad, el abordaje de factores de riesgo como el aumento de la obesidad, o el evaluar el impacto de las condiciones socieconómicas actuales en la salud de los españoles.

Inequidades en los salarios sanitarios


Los daminificados de la crisis no fueron solo los pacientes. Los profesionales sanitarios se vieron sujetos a numerosas restricciones y el documento lo refleja. Por ejemplo, los salarios decrecieron entre 2010 y 2014, si bien ha comenzar a crecer desde entonces.

El informe del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud señala que los ingresos de un médico son entre 1,6 y 1,8 veces el salario anual de los trabajadores de cualificación similar en otros sectores (los de los enfermeros y enfermeras están en la media). No obstante, llama la atención sobre ciertas inequidades entre comunidades autónomas.

Por ejemplo, en especialistas de hospital con dedicación no exclusiva a la sanidad pública, la variación puede ser de hasta el 60 por ciento. Entre estos y los médicos de Primaria, la diferencia es mayor: su salario puede ser 1,8 veces el del médico generalista.

Hablando de Atención Primaria, las diferencias autonómicas en los salarios son de hasta el 44,4 por ciento. El informe indica que estas variaciones no se deben a diferencias de productividad, estándares de calidad u otras potenciales diferencias entre unos y otros profesionales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.