En España han muerto hasta 1.460 personas víctimas de las pseudoterapias

Así lo desvela un estudio elaborado por científicos que luchan contra la pseudociencia

Los autores del estudio reconocen que las cifras reales de fallecidos podrían ser aún mayores.
En España han muerto hasta 1.460 personas víctimas de las pseudoterapias
dom 20 enero 2019. 15.20H
La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp) ha presentado el Primer informe sobre fallecidos a causa de las pseudoterapias en España, situando la cifra actual en una horquilla entre las 1210 y las 1460 muertes al año.

Otro dato que sirve para cuantificar el riesgo que suponen las pseudoterapias es el que indica que "al menos un 5 por ciento de la población española reconoce haber sustituido un tratamiento real por una pseudoterapia, lo cual implica que como mínimo dos millones de españoles han confiado erróneamente su suerte a una pretendida terapia alternativa que, sin embargo, carece de probabilidades de éxito".

Estas prácticas "carentes de evidencias científicas, que la Organización Médica Colegial ha declarado contrarias a la deontología médica y que además se practican en la mayoría de casos desde centros que incumplen las leyes de centros y profesiones sanitarias, "serian la causa de estas muertes por tres vías principales: abandono de terapias, pérdida de oportunidad terapéutica y daños directos al paciente", tal como señalan los investigadores.

Según la Apetp, alrededor de 18.000 centros incumplen la normativa vigente y ofrecen pseudoterapias a pacientes oncológicos y con otras enfermedades graves, algo que según la asociación se yergue como una de las principales razones del auge de las prácticas pseudocientíficas. "Una parte importante del problema son los miles de personas que, incumpliendo la legislación y sin el control pertinente, ofertan pseudoterapias a personas que acaban muriendo o teniendo secuelas a causa de las mismas", señalan.

El CIS apunta que el 40 por ciento de las personas que acceden a terapias no convencionales lo hacen a través de centros que, en realidad, "incumplen la ley de centros y profesiones sanitarias sin ningún tipo de control".


Los investigadores reclaman una acción legal más contundente para afrontar el problema de las pseudociencias


En su análisis, repasan diversos casos recogidos en prensa y en la literatura científica, y realizan una extrapolación de esos datos a la situación demográfica de España. "Debido a las limitaciones en la cantidad y calidad de estudios, las cifras podrían estar altamente infraestimadas", reconocen.

Auge de prácticas pseudocientíficas


Además, el informe elaborado por Apetp llama la atención sobre la "ausencia de estudios oficiales, por parte de las autoridades competentes, lo que dificulta obtener una cifra exacta para arrojar luz sobre un grave problema de salud pública que genera miles de muertes evitables al año". El informe (el primero que intenta extrapolar los fallecidos por estas prácticas en un país al completo), es el primer paso en la dirección de "estimar mejor este problema, una cuestión que deberán abordar, en todo caso, las administraciones sanitarias".

Por último, el texto presenta un análisis de cuál es la situación actual en España, y estudia los motivos del "auge de prácticas pseudocientíficas que implican a muchos actores, entre ellos las universidades, los ayuntamientos, los colegios de médicos, los medios de comunicación y los diferentes organismos del estado encargados de hacer cumplir las leyes sobre centros y profesiones sanitarias".

"Nos encontramos frente a un problema que no puede ser solucionado únicamente por una vía. La divulgación científica por sí misma no es suficiente para evitar estas muertes, ni la observación pasiva del problema desde las instituciones. El cumplimiento de las leyes sanitarias y una postura combativa por parte de las autoridades sanitarias, deberán formar parte de la solución de un problema que arroja miles de muertos al año", concluyen.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.