13 dic 2018 | Actualizado: 19:50

El plan de Sanidad para paliar la escasez de vacunas de hepatitis B

El Ministerio asegura que trabaja en conseguir más dosis del antígeno para España

Elena Andradas, directora general de Salud Pública.
El plan de Sanidad para paliar la escasez de vacunas de hepatitis B
sáb 05 agosto 2017. 14.30H
@EduOrtegaRM
Los problemas de suministro de determinadas vacunas están siendo los tristes protagonistas de las políticas de salud pública de los últimos dos años. El último caso ha sido el del antígeno de la hepatitis B. El Ministerio de Sanidad ha reconocido de forma oficial la escasez de producto a escala internacional y por ello ha tomado medidas.

“En el año 2017 se están produciendo problemas en el suministro por las compañías farmacéuticas de vacunas frente a la hepatitis B, sobre todo de vacunas para adultos. Esta situación hace necesario establecer recomendaciones de priorización de uso de las dosis disponibles”, indica la Comisión de Salud Pública del departamento que dirige Dolors Montserrat en su informe sobre la situación. En él también matiza que “en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y las comunidades autónomas, se está trabajando para conseguir el mayor número de dosis para España”.

Por otro lado, para minimizar las consecuencias de este desabastecimiento, se antepondrá “la vacunación en personas que hayan tenido una exposición de riesgo (accidente biológico, pinchazos y cortes con material potencialmente contaminado y agresión sexual)”.

Entre los grupos de riesgo que se han de priorizar, además de los pacientes que hayan tenido contacto con la enfermedad, se encuentran los profesionales sanitarios. Asimismo, la vacunación se realizará con la pauta habitual de tres dosis (a los 0, 1, 6 meses) y “no se administrarán pautas aceleradas (que requieren mayor número de dosis) hasta que no se normalice el suministro”.

Eso sí: “de forma excepcional, y en tanto dure la situación de desabastecimiento, el uso de vacuna pediátrica (dos dosis) en adultos podría ser posible exclusivamente si las autoridades de salud pública en colaboración con la Aemps lo autorizan en situaciones concretas”.

En cualquier caso, el Ministerio de Sanidad ha dictaminado que “teniendo en cuenta la baja incidencia de infección y la baja prevalencia de portadores en España de hepatitis B, no se iniciarán pautas de vacunación en personas no incluidas en los grupos de riesgo. Además, se pospondrán las pautas de vacunación iniciadas en personas no incluidas en los grupos prioritarios hasta el restablecimiento del suministro”.

Tétanos y difteria y tos ferina

Se trata de la tercera vacuna de calendario que genera problemas de abastecimiento en lo que va de año. Aunque ya se han solventado, el Ministerio de Sanidad se tuvo que enfrentar a principios de 2017 a la falta de sumnistro de vacunas de difteria y tétanos y de tos ferina.

A estos antígenos se suma la vacuna contra el meningoco B, Bexsero, de venta en farmacias (y no cubierta por financiación pública) y que sigue sin poder cubrir la demanda de los pacientes españoles, protagonizando numerosos desabastecimientos en lo que va de año. 

Acceda al documento de la Comisión de Salud Pública
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.