Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El ISCIII no subsana en 2016 los errores contables advertidos un año antes

Los interventores dan el visto bueno a las cuentas pero recuerdan que mantienen procedimientos sin modificar

Jesús Fernández Crespo, director del Instituto de Salud Carlos III.
El ISCIII no subsana en 2016 los errores contables advertidos un año antes
Redacción
Jueves, 14 de septiembre de 2017, a las 12:00
Pese a que la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) da el visto bueno a las cuentas del ejercicio 2016 del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), recuerda que se mantienen errores contables que ya se advirtieron en la auditoría de cuentas anterior. Según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), la opinión de los auditories vuelve a ser "favorable con salvedades", refiriéndose principalmente a diferentes criterios a la hora de contabilizar partidas. 

Entre las mencionadas salvedades está la opinión de la IGAE sobre la limitación al alcance del trabajo realizado, ya que "no han permitido aplicar los procedimientos de auditoría previstos para obtener evidencia de las cifras globales que se presentan en dichos estados, lo cual constituye una limitación en el alcance en la información presupuestaria de los proyectos con financiación adecuada". 

En 2016 aumenta la deuda, caen ingresos y gastos ordinarios pero aumenta el patrimonio neto



Según los auditores, el ISCIII no presenta ninguna provisión por deterioro de valor de sus créditos ni una política definida para el análisis de posibles deterioros de valor de sus créditos. Respecto a los deudores, aseguran que "existen 1.136.151,47 euros que de acuerdo al Servicio de contabilidad deben ser analizados detalladamente y, en su caso, regularizados, porque no existe la certeza que corresponden efectivamente a créditos pendientes de cobro. Además a fecha de cierre el Organismo mantiene en contabilidad un saldo de 180.654,74 euros correspondientes a facturas que de acuerdo a la aplicación informática de emisión de facturas IFMS se encuentran anuladas". 

La IGAE también señala la necesidad de hacer ajustes contables en la partida de deudores por importe de 118.421 euros y en la cuenta de acreedores no presupuestarios, que debe "depurarse para que refleje la situación de patrimonio real". 

Problemas con las facturas

Respecto a los derechos reconocidos en el ejercicio de 2016, la auditoría señala que se encuentran infravalorados en 69.270,56 euros por facturas emitidas no contabilizadas en el año en curso, una "incidencia que también fue advertida" por los auditories en el año 2015. "El Instituto debe contabilizar los derechos devengados en este ejercicio y no contabilizados a fecha de cierre", añade. 

Los auditores también quieren añadir como salvedades de las cuentas del ISCIII algunas debilidades de control interno, como ingresos devengados en ejercicios anteriores contabilizados en el ejercicio corriente, facturas rectificativas emitidas por importe cero o facturas emitidas por IFMS y contabilizadas de forma fraccionada a través de varios apuntes contables. 

Más deuda, menos ingresos

Respecto a los datos contables, la memoria anual que publica el BOE refleja que la deuda del ISCIII ha aumentado en 2016, pasando de 4.854.254 euros del año anterior a los 5.233.759 euros. Por el contrario se han reducido los ingresos de gestión ordinaria en 7.604 euros, mientras que los gastos de gestión ordinaria han disminuido en 12.779.346 euros. 

Del mismo modo, se han registrado números inferiores respecto al resultado neto del ejercicio, que pasa de los 17.404.707 euros de 2015 a los 15.674.870 euros de 2016. Sin embargo, el patrimonio neto de la entidad al final del ejercicio ha sido 14.496.385 euros superior, pasando de los 118.959.800 de 2015 a los 133.456.185 del año pasado.