Según un estudio, en las de una o dos capas pueden penetrarse por los poros más pequeños

Covid: solo las mascarillas quirúrgicas de 3 capas frenan las gotas de tos


08 mar 2021. 18.40H
SE LEE EN 3 minutos
Las mascarillas quirúrgicas previenen la transmisión de enfermedades respiratorias infecciosas al bloquear los aerosoles y las gotas durante la exhalación o la inhalación. Generalmente, se ajonseja el uso de mascarillas de tres capas, pero la realidad es que muchas de las disponibles solo contienen una o dos. Sin embargo, las mascarillas quirúrgicas de tres capas son las únicas que bloquean eficazmente las gotas grandes de tos o estornudos, y por tanto, son un elemento clave contra el Covid-19 o cualquier otra enfermedad respiratoria similar. 

Así lo confirma un estudio realizado por la Universidad de California, publicado en la revista Science Advances, en el que mediante experimentos cuidadosamente diseñados para obtener imágenes a alta velocidad junto con un análisis basado en la física, se demuestra que las gotas de tos de alto impulso pueden penetrar el material de la mascarilla quirúrgica de una o dos capas. Y a su vez, estas gotas penetradas pueden dividirse en gotas mucho más pequeñas que podrían permanecer en el aire durante un tiempo considerable. 

Según el equipo de científicos responsables del estudio, las mascarillas de una y dos capas protegen al bloquear parte del volumen líquido de la gota original y que es mejor "llevar este tipo de mascarillas que no llevar nada", pero que solo las mascarillas quirúrgicas de tres capas impiden que las gotas grandes se atomicen en gotas más pequeñas.

Mascarilla quirúrgica de una capa restringe el 30 por ciento 


Según sus hallazgos, utilizando un generador de gotas y una cámara de alta velocidad, observaron que para una gota de 620 micras, el tamaño genérico que suele tener una gota grande de tos o de un estornudo, una mascarilla quirúrgica de una sola capa solo restringe alrededor del 30 por ciento del volumen de la gota y que una mascarilla de doble capa funciona mejor, restringiendo alrededor del 91 por ciento del volumen de la gota. Mientras que una mascarilla de tres capas tiene una expulsión de gotas insignificante. También se obtuvo el mismo resultado en las mascarillas N95

"Mientras que se espera que las partículas sólidas de gran tamaño, del orden de 500 o 600 micras, sean detenidas por una mascarilla de una sola capa con un tamaño medio de poro de 30 micras, nosotros demostramos que no es así en el caso de las gotas de líquido", asegura Abhishek Saha, uno de los principales científicos de la investigación. 

Las gotas respiratorias de mayor tamaño tienen suficiente velocidad, por tanto, lo que ocurre al toser o estornudar, y al caer sobre una capa de este material, se dispersan y pasan a través de los poros más pequeños de la mascarilla.

"Esto es un problema", admite Saha, "puesto que el modelo físico de las gotan han demostrado que, mientras las de gran tamaño caen al suelo rápidamente debido a su gravedad, las pequeñas entre 50 y 80 micras, pueden atravesar la primera y segunda capa de la mascarilla quirúrgica, propagándose a una mayor distancia". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.