Un estudio desmonta la teoría de las capacidades paliativas de este fármaco antiinflamatorio contra el SARS-CoV-2

Covid: la terapia preventiva con hidroxicloroquina acentúa efectos adversos


27 abr 2021. 12.20H
SE LEE EN 4 minutos
Más allá de las vacunas contra el Covid-19, desde el inicio de la pandemia se ha intentado buscar un fármaco que aliviará o previniera la infección, ya que la profilaxis con fármacos y anticuerpos, si es efectiva, es una herramienta muy importante con la que luchar contra el SARS-CoV-2.

Estos fármacos, cuya efectividad se ha demostrado contra otros virus como el VIH y la hepatitis, no han logrado la suficiente credibilidad en el ámbito científico y por ello investigadores de todo el mundo están desarrollando ensayos aleatorios de medicamentos y anticuerpos antivirales para la profilaxis contra el Covid-19.

Uno de los más recientes ha tratado de averiguar la efectividad de la hidroxicloroquina, el fármaco que el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo famoso a nivel mundial tras adminístraselo para prevenir la infección.

Una fama infundada según la investigación llevada a cabo por científicos canadienses donde afirman que la hidroxicloroquina tiene un efecto trivial o nulo sobre la mortalidad y el ingreso hospitalario, y probablemente aumente el riesgo de efectos adversos y no reduzca el riesgo de de infección por SARS-CoV-2.

Escasa evidencia de mejoras


En el estudio, revisado por pares y publicado en la revista médica BJM, se realizó una revisión sistemática viva y un metaanálisis en red para comparar los efectos de la profilaxis farmacológica para el Covid-19. 

La primera iteración de este metanálisis de la red viva incluye nueve ensayos aleatorios: seis de hidroxicloroquina, uno de ivermectina combinada con iota-carragenina y dos de ivermectina sola, todos comparados con la atención estándar o el placebo.

Los resultados de este análisis fueron que la hidroxicloroquina tiene un efecto trivial o nulo sobre el ingreso al hospital al detectarse una diferencia de 1 o menos por cada 1.000 pacientes. Una tasa que también se registró en el efecto sobre la mortalidad.

Respecto a la reducción del riesgo de infección, apenas se hallaron 2 casos por cada 1.000 pacientes que confirmaron estar contagiados. Lo que si detectaron los investigadores es que el fármaco aumenta los efectos adversos en 19 de cada 1.000 pacientes y esto lleva a la interrupción del uso del medicamento.

Estos resultados van en la misma línea que los resaltados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que llevaron a la organización a no recomendar el uso de fármaco antiinflamatorio para prevenir el Covid-19.

El otro fármaco estudiado tampoco logro la evidencia necesaria para demostrar su eficacia. “Debido al riesgo grave de sesgo y la imprecisión muy grave, es muy incierto si la ivermectina combinada con iota-carragenano e ivermectina sola reduce el riesgo de resultados importantes para el paciente”, explican los investigadores.

Falta de grandes ensayos


Para los científicos la investigación sobre la profilaxis requiere grandes ensayos o un enfoque en las poblaciones de mayor riesgo para detectar un posible beneficio en los resultados de mayor importancia para los pacientes.

Además, consideran que es posible que los ensayos aleatorizados no detecten daños raros pero importantes, a menos que se inscriba un número extremadamente grande de participantes, se les haga un seguimiento diligente para determinar estos resultados o se incluyan pacientes con mayor riesgo.

“Los paneles de directrices, que evalúan de forma independiente la certeza de la evidencia, por lo tanto, deben considerar las compensaciones entre concluir que probablemente no hay beneficio y efectos adversos significativos y esperar datos más precisos”, concluyen.

Cabe recordar, que a finales del mes de junio de 2020, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) suspendió el inicio de ensayos clínicos con hidroxicloroquina, así como el reclutamiento de pacientes hospitalizados moderados y graves, después de que dos estudios de la OMS y Reino Unido concluyeran que este tratamiento no aportaba beneficio en los pacientes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.