Coronavirus: Sanidad delimita qué EPI debe usar cada profesional sanitario

El Ministerio delimita el uso de las mascarillas FFP2 solo para quien se exponga a aerosoles

Sanidad explica qué protección debe llevar cada profesional
Coronavirus: Sanidad delimita qué EPI debe usar cada profesional sanitario
mié 15 abril 2020. 18.40H
El Ministerio de Sanidad ha modificado su protocolo relativo a la Prevención y control de la infección en el manejo de pacientes con coronavirus Covid-19. En la última versión, del 14 de abril, el organismo dirigido por Salvador illa incluye un anexo con ejemplos de uso de los equipos de protección individual de acuerdo con el riesgo de exposición.

Por ejemplo, para el personal sanitario que esté en triaje y que se encargue de la valoración del caso sospechoso, le recomienda mantener la distancia de al menos 1 o 2 metros y dar una mascarilla al paciente si es sospechoso. Además, deberá usar mascarilla quirúrgica y guantes. Las mismas medidas de protección deberá adoptar el personal sanitario que trabaje en una zona de aislamiento cuyas tareas se limiten a "tareas sin contacto directo: medicación oral, bandeja de comida".

Si el personal sanitario de áreas de aislamiento participa en "tareas de cuidado directo del paciente y con el entorno del paciente", deberá añadir también la bata y la protección ocular. Si su función consiste en "procedimientos con generación de aerosoles, incluida toma de muestras con torunda nasofaríngea", deberá sustituir la mascarilla quirúrgica por una FFP2/FFP3.

Además, según Sanidad, también deberán usarlas el personal de laboratorio que maneje muestras biológicas fuera de cabina de seguridad; así como todo el personal que participe en la manipulación de cadáver con riesgo de generar aerosoles. 

Gestión adecuada del material frente al coronavirus


En esta nueva figura, Sanidad muestra la gestión adecuada y uso racional de los equipos de protección individual de acuerdo con el riesgo de exposición:

- Para el uso de la bata establece las siguientes recomendaciones: Colóquese una bata resistente a líquidos antes de entrar en la habitación. En caso de que se prevea que se van a generar grandes cantidades de secreciones o fluidos se podrá utilizar una bata impermeable. Retírese la bata dentro de la habitación y se debe eliminar un contenedor de residuos de residuos de clase III con tapa de apertura con pedal.

- Protección respiratoria: Utilice en la atención del paciente una mascarilla quirúrgica que se colocará antes de entrar en la habitación. Compruebe que está bien ajustada. En caso de que se vayan a generar aerosoles utilizará una protección respiratoria FFP2 o FFP3. Compruebe que está bien ajustada y que no sale aire por las zonas laterales. Retírese la protección respiratoria fuera de la habitación y deséchela en un contenedor de residuos con tapa de apertura con pedal. Realice posteriormente una adecuada higiene de manos.

- Protección ocular: Antes de entrar en la habitación colóquese una protección ocular antisalpicaduras. En caso de que se vayan a generar aerosoles podrá utilizar una protección ocular ajustada de montura integral o un protector facial completo. Quítese la protección ocular antes de abandonar la habitación. El protector ocular podrá ser reprocesado (si su ficha técnica lo permite) y para ello se transportará a la zona de limpieza en un contenedor cerrado.

- Guantes: Después de realizar la higiene de manos colóquese unos guantes limpios; no necesitan ser estériles si la técnica no lo requiere. Cámbiese de guantes si se rompen o están visiblemente sucios. Deseche los guantes antes de abandonar la habitación en un contenedor de residuos con tapa. Realice inmediatamente una adecuada higiene de manos.





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.