Este organismo trabaja con el convencimiento de que la salud de los niños de los países en desarrollo puede mejorarse

Así opera el Instituto Internacional de Vacunas al que se ha sumado España
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.


03 may 2022. 11.30H
SE LEE EN 5 minutos
España se incorpora al Instituto Internacional de Vacunas (IVI, por sus siglas en inglés), un organismo creado en el año 1996 con el objetivo de mejorar la salud de los niños de los países en desarrollo con la creación, la introducción y el uso de vacunas nuevas y mejores y de que dichas vacunas deben desarrollarse mediante un intercambio dinámico entre la ciencia, la salud pública y las empresas.

El pasado mes de febrero, España daba el penúltimo paso para su adhesión al IVI, tal y como adelantaba Redacción Médica. En las referencias del Consejo de Ministros constaba la aprobación del acuerdo de la adhesión, que aparece publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con la rúbrica del rey Felipe VI.

Este Instituto es un centro científico de interés público, en el que el intercambio entre ciencia, salud pública y empresas se produce “por medio de la investigación, la formación, la asistencia técnica, la prestación de servicios y la difusión de información”, según explica el propio acuerdo sobre el establecimiento del Instituto Internacional de Vacunas.

Con sede en Seúl, la capital de Corea del Sur, da respuesta a la Iniciativa de Vacunación Infantil (conocida como IVI), una coalición de Estados, organismos multilaterales y bilaterales, organizaciones no gubernamentales, entre ellas, fundaciones y asociaciones, y el sector “dedicado a garantizar la disponibilidad de vacunas seguras, eficaces y asequibles; desarrollar e introducir vacunas nuevas y mejores; y fortalecer la capacidad de los países en desarrollo para crear, producir y utilizar vacunas en sus programas de inmunización”.


Una inciativa de la ONU


Por iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Corea del Sur se postuló para ser el país anfitrión del Instituto Internacional de Vacunas, “consagrado a reforzar la capacidad de los países en desarrollo en el ámbito de la tecnología de producción de vacunas y llevar a cabo actividades de investigación y desarrollo en dicho ámbito”.

Los estados que forman parte contribuyen al Instituto como organización internacional dotada de una estructura de gobierno adecuada, de personalidad jurídica y del carácter internacional oportuno, de privilegios e inmunidades y de otros aspectos necesarios para trabajar eficazmente hacia la consecución de sus objetivos.

El Instituto lleva a cabo funciones de investigación y desarrollo dentro de los objetivos y el marco generales de la IVI. En concreto, asume y promueve el estudio, la investigación, el desarrollo y la difusión del conocimiento en los ámbitos científicos relacionados con las vacunas y en aquellos que guarden relación directa con la salud pública, la gestión y la tecnología, "con el fin de generar medios asequibles y eficaces para prevenir la mortalidad y la discapacidad asociadas a enfermedades infecciosas y, con ello, mejorar la salud y el bienestar general de los niños y las personas con bajos ingresos en los países desarrollados y en desarrollo".

Especialmente en Asia, ofrecerá, en colaboración con instituciones nacionales e internacionales competentes, mecanismos y programas de formación destinados a fortalecer la experiencia y la capacidad de los países desarrollados y en desarrollo para trabajar en los ámbitos que sean de interés y competencia del Instituto.


Las cuatro áreas de acción del IVI


Además, cuenta con cuatro áreas programáticas:
  1. Ofrecer formación y asistencia técnica en materia de tecnología de producción de vacunas, y en el de su investigación; realizar tareas de investigación y desarrollo, tanto de campo como de laboratorio.
  2. Respaldar y realizar ensayos clínicos y evaluaciones sobre el terreno de nuevas.
  3. Vacunas, y facilitar y promover la introducción de vacunas nuevas y mejores; y cooperar con los fabricantes de vacunas, las autoridades nacionales de control.
  4. Otros órganos competentes en los países desarrollados y en desarrollo para fomentar la investigación y el desarrollo de vacunas.
El Instituto actúa  como centro internacional de recursos dedicado a avanzar en áreas específicas de conocimiento y prestar asistencia técnica en la investigación y el desarrollo de vacunas.

Además, completa  sus actividades con las de otras instituciones internacionales y nacionales, ya sean públicas o privadas, que tengan fines similares. Estas actividades, en su caso, “se planificarán y se pondrán en práctica con la colaboración de tales instituciones”. En concreto, el Instituto coopera plenamente con la Organización Mundial de la Salud (en lo sucesivo, la OMS) en la determinación de los aspectos técnicos y de otra índole de su programa vinculados al mandato de dicha Organización.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.