El 95% de los trastornos del juego se asocian a otros problemas mentales

El TDAH, la psicosis o el TOC son trastornos asociados a esta adicción, que requiere prevención y tratamiento adecuado

Néstor Szerman, presidente de la Fundación de Patología Dual (FPD).
El 95% de los trastornos del juego se asocian a otros problemas mentales
jue 22 octubre 2020. 14.05H
El abordaje del trastorno por juego requiere medidas de prevención, información y tratamiento adecuado, según ha resaltado Néstor Szerman, presidente de la Fundación de Patología Dual (FPD). Además, prácticamente odos los casos de esta adicción se presenta asociado a otros trastornos mentales. 

El experto ha señalado que el juego debe ser entendido desde la perspectiva evolutiva como una actividad lúdica más de la condición humana, necesario para la supervivencia, y que solo en algunas personas vulnerables se convierte en un trastorno mental con características adictivas.

Szerman ha añadido que esto ocurre cuando el juego deja de ser algo lúdico e impacta de forma negativa en las relaciones personales, familiares, afectivas, económicas y académicas, al tiempo que tiene una repercusión conductual. En los casos graves, su impacto en las personas es tan severo como pueden serlo otros trastornos mentales graves. Así pues, la conducta de juego no debe clasificarse como adictiva en función de su tipo, frecuencia o cantidad, sino en función de si el exceso tiene un impacto negativo en otras áreas de la vida de la persona.


"Juego problemático y adicción al juego son términos que se encuentran en un continuo dimensional"


"Juego problemático y adicción al juego son términos que se encuentran en un continuo dimensional en el que la 'adicción al juego' está en el extremo de la escala y el 'problema de juego' es una condición y no conduce necesariamente a problemas en todas las áreas de la vida de una persona", ha destacado Szerman.

La comunidad científica estima que solo una de cada 10 personas que están expuestas a situaciones potencialmente adictivas terminará desarrollando una adicción. Así, el paradigma de la Patología Dual, en cuyo conocimiento trabaja la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) y la FPD, se basa en las Neurociencias y la Psiquiatría de Precisión para tratar a la persona en lugar de la sustancia o el juego, ya que las evidencias apuntan a que no es adicto el que quiere, sino el que presenta la vulnerabilidad para tener una adicción y otro trastorno mental.

En este sentido, aproximadamente el 95 por ciento de los casos de adicción al juego se presentan asociados, además, con otros trastornos mentales como la fobia social, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), el trastorno de personalidad límite, la psicosis y otros problemas mentales cuando se suman marcados rasgos de impulsividad.

Se trataría de personas que sufren patología dual, esto es, que tienen una adicción y otro trastorno mental al mismo tiempo. Situaciones sociales ponen en contacto a personas con sustancias o juegos de azar, pero son factores individuales, genéticos, neurobiológicos, rasgos de personalidad y medio-ambientales los que determinan la vulnerabilidad para desarrollar una conducta adictiva.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.