Nuevas modificaciones ralentizan el Plan nacional de Salud Mental

Hay una nueva versión de la Estrategia después de las aportaciones de los grupos de interés

Nuevas modificaciones ralentizan el Plan nacional de Salud Mental
dom 19 enero 2020. 18.40H
La falta de indicadores para evaluar la Estrategia Nacional de Salud Mental ha sido una de las mayores críticas que los grupos de interés han hecho al borrador de la misma. Por eso ahora, tal y como ha podido saber Redacción Médica, se han incluido. 

Según han explicado a este medio fuentes cercanas a su elaboración, en la última versión se incluye varias menciones a indicadores. Sin embargo, la definición exacta de los mismos en los diferentes ámbitos de evaluación aún estarían pendiente.

La inclusión de indicadores estaría motivada por las propuestas de los grupos de interés que surgieron tras su examen del borrador inicial. Entre estos grupos está la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), que ha sido muy crítica con la primera versión de la Estrategia que se les envió el verano pasado. 

La opinión de la SEP


"Si trabajan en otra Estrategia y cambian, y realmente abordan temas que van a ser estratégicos en los próximos años para que no se quede en un canto al viento, y que además sea medible, perfecto", asegura el presidente de la SEP Celso Arango.  


"No se puede pedir a una sociedad científica que apruebe una Estrategia que no sea medible"


"Porque no se puede pedir a una sociedad científica -prosigue-, cuando la Ciencia se dedica a medir y a evaluar, que apruebe un texto hetéreo; una recopilación de voluntades vagas y poco concretas. No. Sin embargo, parece ser que el Ministerio va a trabajar en una nueva versión que van a paliar todas estas deficiencias".

Una nueva versión se incluye estos indicadores para evaluar la propia estrategia; para ver qué se está consiguiendo y qué no en materia de salud mental. "De ser así, vamos a arrimar el hombro, a trabajar con ellos", asegura Arango. 

Siete años sin Estrategia 


La última Estrategia que hubo en España fue aprobada para el periodo 2009-2013. A partir de ese año, un grupo formado por más de 150 profesionales trabajaron en la elaboración de un nuevo plan durante tres años. 

Sin embargo, aunque contaba con el apoyo y el consenso de todos los actores implicados en él, el Consejo Interterritorial del SNS de abril de 2016 lo rechazó. Ahora, un nuevo equipo lleva cerca de dos años trabajando en una nueva Estrategia que, en principio, el Ministerio pretendía que se aprobase el pasado año. 

Pero entre los parones en el plano político, otros temas de actualidad y la inclusión de las modificaciones que han ido pidiendo los técnicos, la aprobación de esta nueva Estrategia de Salud Mental, siete años después, aún se mantendrá dilatada unos cuantos meses más. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.