18 dic 2018 | Actualizado: 13:50

Los padres suelen subestimar los síntomas del TDAH de sus hijos

Un estudio demuestra que los cuidadores no son tan conscientes de las repercusiones del trastorno como los niños

El estudio hizo una encuesta online a más de 450 niños.
Los padres suelen subestimar los síntomas del TDAH de sus hijos
mié 21 noviembre 2018. 18.35H
La carga percibida de síntomas es mayor entre los niños y adolescentes diagnosticados con trastorno por déficit de atención e Hiperactividad (TDAH) que cómo lo perciben sus cuidadores, según la investigación presentada en la 65ª Reunión Anual de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente (Aacap, por sus siglas en inglés), que se ha llevado a cabo en Seattle esta semana.

Los investigadores recopilaron los datos a través de una encuesta online de casi 475 niños con TDAH entre las edades de 6 a 17 años, que estaban siendo tratados con psicoestimulantes, así como a sus cuidadores. Les pidieron a los encuestados que calificaran cuánto percibían que los síntomas del TDAH estaban afectando a su capacidad o la de sus hijos para concentrarse y completar varias tareas durante el día escolar y hasta la tarde y la noche.

Los hallazgos confirmaron que las personas con TDAH se sienten más perjudicadas por eso de lo que creen sus cuidadores, dice Manisha Madhoo, vicepresidenta de Global Medical Affairs, Neuroscience en Shire.

"Es importante tener datos para respaldar nuestras suposiciones, porque los cuidadores son a menudo los mayores defensores y comunicadores de los pacientes, y estos hallazgos indican que están subestimando los desafíos a los que se enfrentan sus hijos", dijo.

Los padres necesitarían hablar más con sus hijos 


Los hallazgos de la encuesta mostraron que el 51 por ciento de los niños y adolescentes informaron que el TDAH afectó significativamente a sus actividades diarias, mientras que el 43 por ciento de los cuidadores informó que sus hijos experimentaron un deterioro significativo durante el día. La mayor carga disminuyó durante las actividades después de la escuela y las tareas de la tarde, con el 51 por ciento de los niños y adolescentes reportando desafíos durante este período, en comparación con el 36 por ciento de los cuidadores.

Un porcentaje significativamente mayor de niños y adolescentes en comparación con los cuidadores informaron de su tratamietno para el TDAH comenzaba a dejar de hacer efecto durante la última parte de la jornada escolar (32 por ciento en comparación con el 21 por ciento) y un porcentaje significativamente menor informó que lo hacía durante la cena (17 por ciento en comparación con 26 por ciento).

Estas disparidades en las percepciones del manejo de los síntomas del TDAH pueden indicar que los padres necesitan tener conversaciones continuas con sus hijos, así como con los maestros, entrenadores y otros cuidadores después de la escuela, para entender mejor los desafíos que él o ella pueden enfrentar al completar sus tareas o participar en actividades. Lo más importante es que luego necesitan hablar con el médico de su hijo sobre estas dificultades, aseguró Madhoo.

“Solíamos pensar solo en el día escolar cuando se trataba de atender a pacientes con TDAH, pero hemos aprendido que, en realidad, es crucial considerar cómo administrar el manejo óptimo y el control de los síntomas del TDAH durante todo el día, especialmente por las tardes ”, ha añadido Madhoo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.