24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Especialidades > Psiquiatría

Los hipnosedantes son la tercera gran adicción de la sociedad española

Uno de cada cinco españoles ha consumido estos fármacos alguna vez en su vida, según datos del Ministerio

El consumo de hipnosedantes se ha estabilizado, aunque es la tercera edición que supera al de cannabis.
Los hipnosedantes son la tercera gran adicción de la sociedad española
Redacción
Viernes, 26 de mayo de 2017, a las 13:20
El 6% de la población de nuestro país de entre 15 y 64 años consume hipnosedantes con y sin receta a diario, un porcentaje que sube el 8,1 por ciento si se habla del último mes, mientras que casi uno de cada cinco españoles lo ha probado alguna vez en su vida. Así se desprende de los últimos datos de la Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) del Ministerio de Sanidad, a partir de 22.541 encuestas realizadas entre diciembre de 2015 y abril de 2016.

Aunque su consumo se ha estabilizado después de una década de progresivo aumento, es la tercera edición consecutiva en la que su ingesta es mayor que el del cannabis, sustancia que un 2,1 por ciento de los españoles reconoce consumirlo a diario y un 7,3% en el último mes. Los tranquilizantes son también la única cuyo consumo está más extendido entre las mujeres (15,8% frente a 8,3% de hombres). Resulta significativo que en el caso de la marihuana el porcentaje de varones duplica ampliamente al del sexo femenino (13,3% frente a 5,6%) y en el de cocaína la diferencia incluso se triplica (3,1% hombres y 0,9% mujeres).

Las edades de inicio al consumo no presentan cambios reseñables. Las legales son las que se prueban a una edad media más temprana, el tabaco con 16,4 años y el alcohol con 16,6. El cannabis comienza a consumirse a los 18,3 años y los hipnosedantes son los que se comienzan a consumir, de media, a una edad más tardía, con 35,6 años.

El alcohol es lo más consumido

El estudio muestra como el alcohol sigue siendo la adicción más 'popular' en España, ya que el 77,6 por ciento de los encuestados lo ha consumido en el último año, frente al 78,3 por ciento de 2013; seguido del tabaco (40,2%, respecto al 40,7% del anterior); los hipnosedantes, con o sin receta (12%, frente al 12,2% de 2013); el cannabis (9,5%, frente al 9,2% de 2013), y la cocaína (2%, que lleva bajando progresivamente desde 2005). Eso sí, la cifra de consumidores diarios de alcohol (9,3%) es la más baja de toda la serie de encuestas sobre drogas a población general española, que empezó a realizarse en 1995. La cifra más elevada de consumo diario de alcohol (el 15,7%) se alcanzó en 2001.

El informe analiza por primera vez el consumo de cigarrillos electrónicos y revela que un 6,8 por ciento de los encuestados, lo que equivale a unos 2,1 millones de personas de 15 a 64 años, los ha probado en el último año. De ellos, el 74 por ciento ha consumido tabaco diariamente en el último mes y el 81 por ciento usó dispositivos con nicotina.

Baja la ingesta de cocaína

El estudio también confirma la tendencia a la baja del consumo de cocaína, tanto en polvo o base, ya que el 9,1 por ciento de la población la ha probado alguna vez en la vida pero sólo el 0,9 por ciento la ha consumido en el último mes. El consumo de heroína, por su parte, sigue estabilizado en niveles muy bajos y sólo el 0,6 por ciento ha probado la heroína alguna vez en la vida, el 0,1 por ciento en el último año y en el último mes.

Por último, también se consolida la tendencia descendente del consumo de extasis, anfetaminas, alucinógenos e inhalables volátiles, ya que únicamente el  3,5 por ciento de la ciudadanía dice haber probado alguna vez en su vida alguna nueva sustancia psicoactiva.