El equipo emplea técnicas como la vitrificación o congelación de óvulos y embriones, así como estudios genéticos

La Unidad de Reproducción Asistida de HLA Montpellier cumple 20 años


16 nov 2021. 12.30H
SE LEE EN 3 minutos
La Unidad de Reproducción Asistida de Clínica HLA Montpellier ya suma veinte años fomentando la vida y cumpliendo los deseos de maternidad de sus pacientes. Experiencia, tecnología de vanguardia, avances médicos y un equipo humano altamente cualificado son los valores que avalan su trabajo para ofrecer a sus pacientes unos resultados óptimos y una atención personalizada.

Los miembros de este equipo son especialistas en tratamientos y procesos de medicina reproductiva, utilizando técnicas como la vitrificación o congelación de óvulos y embriones, así como estudios genéticos para garantizar al máximo la salud del bebé, prever contratiempos en el embarazo o detectar posibles enfermedades hereditarias. De igual forma, emplean columnas de Anexina V para optimizar la calidad del esperma, la maduración de óvulos in vitro dirigida a mujeres que no responden a la estimulación ovárica, la microinyección espermática para elevar la probabilidad de embarazo o las técnicas de recuperación espermática.


Retrasar la maternidad, actual tendencia


Como indica Salvador García Aguirre, ginecólogo especialista en Reproducción Asistida y director de la U.R.A. de Clínica HLA Montpellier, “la tendencia de los últimos años es retrasar la edad de la maternidad. Distintas razones sociales, laborales y/o económicas también influyen en ello. Con la edad, el potencial reproductivo, sobre todo de la mujer, disminuye considerablemente. Así, la tasa de embarazo en un solo ciclo de FIV en una mujer de 25 años oscila del 50 al 80 por ciento, mientras que la de una mujer de 40 años disminuye muy considerablemente. A este efecto, la preservación de la fertilidad mediante la vitrificación de los óvulos es la mejor opción para poder tener una tasa de embarazo alta en el momento que la mujer desee descongelarlos. En ese momento, independientemente de la edad en que lo haga, mantendrá las mismas opciones de embarazo que en el momento en que los congeló”.

La Unidad de Reproducción Montpellier, pionera en Aragón, inició su andadura en el año 2002, actualizando y modernizando sus instalaciones en 2016, con la incorporación de tecnología de vanguardia y avances médicos para realizar las técnicas más complejas con el mayor porcentaje de éxito y conseguir cumplir el ansiado sueño de los pacientes: tener un bebé sano en casa. Esta unidad cuenta con un departamento propio de genética reproductiva que le permite alcanzar porcentajes de éxito, aplicando los tratamientos más novedosos para lograr los mejores resultados como la donación de embriones, la ovodonación, la fecundación in vitro, la inseminación artificial, el método de recepción de ovocitos de la pareja y el tratamiento SecureFIV para seleccionar el embrión sano y con mayor potencial de implantación.

Todo esto no podría realizarse sin el apoyo del laboratorio del equipo UR Montpellier, dotado con la tecnología Time Lapse Embryoscope y un incubador de última generación que identifica los embriones de mayor capacidad de implantación, favoreciendo el aumento de las tasas de éxito, superando los estándares anuales de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.