El sector destaca su gasto en infraestructuras y tecnología para garantizar el servicio que le caracteriza

La sanidad privada apoya sobre la inversión su plan para no morir de éxito
Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS y HM Hospitales.


28 oct 2022. 09.20H
SE LEE EN 5 minutos
La pandemia del Covid-19 y la "sobresaturación" del Sistema Nacional de Salud (SNS) impactan en la sanidad privada, que reconoce atravesar por listas de espera "ocasionales". No obstante, el sector saca músculo y defiende en declaraciones a Redacción Médica que tiene infraestructuras y medios suficientes para soportar la situación y acoger a todos los pacientes que acuden a la misma. 

Según datos de junio de 2022 aportados por la Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), España cuenta con un total de 13,5 millones de asegurados y la cifra continúa ascendiendo. "El seguro de salud crece en España ininterrumpidamente desde mediados de los años 90. Durante la pandemia (2020-2021), experimentó una subida del 10,3 por ciento en primas y un 9,1 por ciento en asegurados privados", exponen fuentes de Asisa. "La explicación es que la pandemia ha reforzado la confianza de los clientes en sus aseguradoras de salud", argumentan.

Un impacto que, como afirman en HM Hospitales, se ha notado también en los centros. Desde este grupo sanitario reconocen que esta situación hace que exista "un mayor tiempo de espera de manera ocasional en algunos centros y en determinadas especialidades". Aunque puntualizan que la "flexibilidad del sector de la sanidad privada hace que se pueda adaptar a la demanda existente".

Con todo, son conscientes de que esta situación no se puede alargar mucho más en el tiempo. "Lógicamente no es el contexto idóneo y desearíamos que se pueda estabilizar y que también se reduzca el número de primas de bajo coste cuya cobertura es muy limitada para los usuarios", señalan.

"Ante la saturación de la sanidad pública, agravada durante la pandemia, muchos ciudadanos españoles han optado por contratar un seguro de salud", coinciden también desde la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). Por ello, auguran que "el riesgo de que el sector sanitario privado se desborde es un hecho incuestionable y que hay que atajar". "Las listas de espera en el sector público aumentan considerablemente y esto repercute también en la privada", aclaran.

No obstante, recalcan que la infraestructura de la sanidad privada -con 432 hospitales (56 por ciento del total) y 49.861 camas (31 por ciento del total)- permite atender a más de 12 millones de pacientes anuales, a la vez que lleva a cabo el 38 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, el 30 por ciento de las urgencias y el 26 por ciento de las consultas que se realizan en el ámbito hospitalario. "Esto demuestra la gran accesibilidad del sector sanitario privado", evidencia.

En este sentido, Asisa destaca que, para dar respuesta a esta demanda creciente, "la sanidad privada invierte constantemente en la mejora de las capacidades con las cuentan tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de la enfermedad". Y, en este punto, pone de relieve la "importante inversión" en tecnología e infraestructuras que este sector realiza. "Las aseguradoras hemos acelerado el desarrollo de soluciones de telemedicina para garantizar las coberturas contratadas en todo momento", concretan.


Crece el número de asegurados por la "sobresaturación" del SNS


Por otro lado, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) afirma que la "sobresaturación" del SNS ha ocasionado que "los seguros de salud sean objeto de una especial atención por parte de los ciudadanos y su traducción suponga la consolidación en el aumento de pólizas y asegurados que se viene produciendo de forma interanual, año tras año".  

Sin embargo, indican que -a pesar de este escenario- "la sanidad privada no es ni puede ser un sustitutivo de la sanidad pública". Así, insisten en que la privada "tiene unas peculiaridades que lo hacen diferencial y se basan en la personalización, diferenciación y fidelización de los pacientes mediante servicios que implican una apuesta decidida por la innovación más disruptiva, los mejores profesionales y los mejores centros".

"Cada cual tiene su propio espacio que garantiza su idiosincrasia y razón de ser y ha de ser la cooperación privada-pública y la búsqueda de sinergias y complementariedades, junto al uso de todos los recursos disponibles en beneficio del paciente, el término relacional en el que se asiente la dinámica entre ambos entornos provisores y aseguradores", añaden.

Mientras, Asisa remarca que "la sanidad privada invierte lo necesario para crecer y para seguir dando respuesta" en el ámbito asistencial. Por ejemplo, la Fundación IDIS subraya que este sector ofrece "las mejores estructuras e infraestructuras posibles pensando tanto en una asistencia presencial como a distancia", acentuando una vez más las "ventajas" que aporta la tecnología digital.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.