La aseguradora reconoce que las actuales condiciones económicas del modelo se lo están poniendo "difícil para renovar"

DKV no garantiza su presencia en Muface a 20 días del límite de solicitudes
Josep Santacreu, CEO de DKV.


07 oct 2021. 18.30H
SE LEE EN 5 minutos
Los plazos para adherirse a los nuevos conciertos de asistencia sanitaria del mutualismo administrativo ya están en marcha. Esta semana, el Gobierno ha publicado los pliegos de licitación del próximo convenio sanitario de la Mutualidad General de Funcionarios del Estado (Muface) y también ha autorizado, a través del Consejo de Ministros, los acuerdos en esta materia de la Mutualidad General Judicial (Mugeju) y el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas).

Hasta el próximo 27 de octubre, las aseguradoras tendrán que decidir si continúan en Muface o se salen de él para los próximos 3 años. Las condiciones económicas publicadas por el Ejecutivo son el principal escollo a superar para la continuidad de algunas compañías, tal y como han manifestado a Redacción Médica.

Es el caso de DKV. Según explica a este periódico la compañía que dirige Josep Santacreu, en estos momentos se encuentran “valorando internamente” los documentos, pero reconocen que los pliegos del nuevo convenio se lo están poniendo “más difícil para renovar”. “No está descartado del todo pero las actuales condiciones no ayudan”, manifiestan.

No hay que olvidar que DKV actualmente opera en los conciertos de asistencia sanitaria de Muface (tanto en el nacional como en el exterior), como en el de Mugeju. En el caso de la primera entidad, a DKV están adheridos casi 200.000 funcionarios a nivel nacional y cerca de 7.500 en el extranjero, según la Memoria de Muface del año 2020. 

Más inversión en Muface pero gasto compartido en CART


En el caso de Muface, el Ministerio de Hacienda ha anunciado una inversión de 3.521,7 millones de euros y una subida de la prima del 10 por ciento hasta 2024. Todo ello después de la polémica de su socio de Gobierno Unidas Podemos, que propuso en el Congreso eliminar paulatinamente este ‘modelo’ y no integrar a nuevos funcionarios en él.

A ‘cambio’ de este incremento presupuestario, las aseguradoras tendrán que asumir el 40 por ciento de los costes de las terapias avanzadas (un porcentaje que se aplicará sobre el precio total de financiación pública en las condiciones establecidas por el Ministerio de Sanidad). Una financiación compartida que podría “asfixiar” al modelo, según expresaron fuentes cercanas a este periódico, por el bajo presupuesto que finalmente se ha fijado y la escasa subida de la prima. En Muface operan, además de DKV, SegurCaixa Adeslas, Asisa e Igualatorio de Cantabria.


El Gobierno incrementa un 10% la prima pero 'a cambio' solo financia el 60% de las terapias avanzadas 



En cuanto a Mugeju, el Gobierno lo ha dotado de 235 millones de euros para los próximos tres años y, al igual que Muface, una subida de la prima del 10 por ciento de aquí a 2024. A falta de concretar más detalles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), sí se sabe que este convenio sanitario dirigido a miembros de las carreras, cuerpos y escalas de la Administración de Justicia incorporará también los nuevos servicios de la cartera común del SNS.

En concreto, contempla la prestación de reproducción humana asistida a mujeres solas, parejas de mujeres lesbianas y transexuales; necesidades sanitarias del colectivo LTBI y transexuales; prestación de ayuda para morir; así como nuevas prestaciones para las víctimas de violencia de género y sesiones de psicoterapia ilimitadas. Hasta el momento, en Mugeju operan Asisa, SegurCaixa Adeslas, DKV, Mapfre, Sanitas y Nueva Mutua Sanitaria del Servicio Médico.

Portazo de Mapfre a Isfas y Muface


Por su parte, Mapfre solo está valorando su continuidad en el concierto de Mugeju, cerrando la puerta así al de Muface e Isfas. En el caso del primero, no sería la primera vez que la compañía que preside Antonio Huertas da la espalda a parte del modelo de mutualismo administrativo.

Tal y como publicó este periódico en su momento, Mapfre no está en el Muface desde el 2009, año en el que no presentó su oferta para sumarse al concierto. La última vez que se pronunciaron al respecto fue en el mes de marzo, cuando la aseguradora afirmaba estar valorando las futuras condiciones que, según confirma ahora, parecen ser que no son adecuadas para dar un paso hacia delante y sumarse a él.

Otro de los ‘abandonos’ de los últimos años en Muface se produjo en 2013, cuando Sanitas cerró la puerta a continuar ofertando por sus condiciones. En diferentes ocasiones, la entidad que dirige Iñaki Peralta ha asegurado que "una dotación presupuestaria suficiente y unas condiciones adecuadas de prestación de servicio" son dos de sus ‘líneas rojas’ para volver a valorar su regreso al modelo. En esta ocasión, y tal y como explican a Redacción Médica, están “a la espera de que salga publicada la resolución del Consejo de Ministros para poder estudiarla en detalle”.

Para Isfas, el Gobierno ha autorizado recientemente modificar los límites de gasto con cargo a ejercicios futuros para posibilitar a la entidad celebrar conciertos sanitarios con entidades aseguradoras para 2022, 2023 y 2024. Estos convenios contemplan una modalidad de asistencia completa y otra limitada a la Atención Primaria para facilitar la prestación de la asistencia correspondiente a ese nivel exclusivamente a titulares adscritos a la colaboración concertada con la sanidad militar en Madrid y Zaragoza, únicas provincias con Hospitales Militares de la Defensa. En el último año, solo SegurCaixa Adeslas y Asisa operan con Isfas para la prestación de asistencia sanitaria en este sentido. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.