"Cambiar el modelo Muface es una irresponsabilidad y sería catastrófico"

Juan Abarca destaca que el propósito de la sanidad privada no es el de sustituir a la pública, sino de complementar

Juan Abarca Cidón, presidente del IDIS.
"Cambiar el modelo Muface es una irresponsabilidad y sería catastrófico"
jue 16 julio 2020. 15.20H
El Plan de Reconstrucción del Sistema Nacional de Salud (SNS) en el que está trabajando el Ministerio de Sanidad “va muy en contra de todos los intereses de la sanidad privada e intentar cambiar el modelo es una gravísima irresponsabilidad”. Así de contundente ha sido Juan Abarca, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Abarca ha recordado que durante la pandemia no se han distinguido entre hospitales públicos o privados. “Es la primera vez que el sistema tanto público como privado ha trabajado conjuntamente alrededor del paciente”. En este momento, en el que todavía tenemos un alto número de contagios de Covid-19, “intentar cambiar el modelo es una gravísima irresponsabilidad”. 

DIRECTO | Accede aquí a la última hora sobre el coronavirus Covid-19

Y es que, una de las acciones que contempla el borrador es la supresión de las mutualidades al reclamar que se aplique una de las  disposiciones de la Ley 14/1986, General de Sanidad. También se plantea la reversión de 8.000 millones en el sistema sanitario de las farmacéuticas o la eliminación de las desgravaciones fiscales de los seguros.

De hacerse realidad la medida que incluye el documento “estaríamos hablando de que los funcionarios y asegurados perderían sus derechos y pasarían automáticamente al sistema sanitario público, lo que producirá un gran agujero en el sector y, además, sería una catástrofe para el SNS que lo único que haría sería añadir más miseria porque necesita más inversión”.


El cambio de modelo que propone el informe "va en contra de la eficiencia y sostenibilidad del SNS"


El cambio de modelo que propone el informe “va en contra de la eficiencia y de la sostenibilidad del sistema sanitario”, ha incidido Abarca. Por parte de la privada “no hay ningún enfrentamiento, queremos que haya un incremento de la inversión de la sanidad pública y nosotros somos complemento”.


Propiedad y gestión pública


En este país “hay una corriente ideológica que apuesta por un sistema bajo la propiedad y gestión de la administración pública”, ha señalado Abarca, quien ha reiterado que la sanidad privada es algo complementario: “Nosotros no queremos sustituir a la pública, queremos ser un complemento para aquellos que quieran optar por la sanidad privada y echar una mano al sector público cuando lo precise”.

“Intentamos aportar nuestro grano de arena para que el sistema funcione lo mejor posible. No es momento de plantear algo así pero, si hay realmente hay una propuesta para cambiar el modelo, igual tenemos que darle la oportunidad a la sociedad de poder elegir”, ha continuado Abarca. “El sistema que se pretende poner encima de la mesa es totalmente estatalista”.

El presidente del IDIS ha señalado que el SNS tiene que ser mayoritario y tiene que garantizar la sanidad a todos los ciudadanos. Pero, “si va a haber determinados movimientos ideológicos que quieren cambiar las reglas del juego e imponer un modelo de atención exclusivamente público, que, si es preciso dar un paso hacia delante, lo haremos”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.