El estudio ha analizado la orina de 3.000 madres de seis países europeos, incluida España

El bisfenol A, ligado a más riesgo de asma en niñas durante la edad escolar
El bisfenol A podría generar consecuencias negativas sobre la salud respiratoria de las niñas


18 mar 2022. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Un estudio ha llegado a la conclusión de que la exposición prenatal al bisfenol A podría llegar a generar consecuencias negativas sobre la salud respiratoria de las niñas durante la edad escolar. Esta investigación, liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha analizado muestras de más de 3.000 madres y sus respectivos hijos e hijas de seis países europeos.

La investigación está estrechamente relacionada con los bisfenoles, un tipo de sustancias químicas que se utilizan en la fabricación de plásticos y resinas presentes en numerosos productos de consumo, como latas de conserva, botellas reutilizables, o juguetes. El más conocido de todos ellos es el bisfenol A, un disruptor endocrino frecuentemente usado en la fabricación de envases de alimentación o en las substancias con las que se recubre el interior de estos. Desde que en 2017 la Agencia Europea de los Productos Químicos (ECHA) considerase el bisfenol A como una “sustancia altamente preocupante”, algunos países decidieron limitar su uso, lo que a su vez llevó a la industria a recurrir a otros bisfenoles como sustitutos.

Es conocido que estas sustancias se encuentran presentes en la leche materna y tienen la capacidad de traspasar la barrera que supone la placenta, el estudio publicado en la revista Environment International ahora ha evaluado si la exposición a estos compuestos químicos durante el embarazo se relaciona con problemas de salud respiratoria años más tarde. Para ello, usaron muestras de orina de más de 3.000 madres de seis países europeos (España, Francia, Grecia, Noruega, Países Bajos y Reino Unido) recogidas entre 1999 y 2010 y datos relativos a la salud respiratoria de sus hijas e hijos recogidos años más tarde mediante cuestionarios y espirometrías.

El análisis de las muestras permitió constatar la alta prevalencia del bisfenol A, que estaba presente en un 90 por ciento de las muestras de orina recogida. El resto de bisfenoles estudiados, en cambio, estaban menos extendidos en el momento de la recogida de muestras, ya que únicamente entre las participantes de Países Bajos se detectó una presencia notable (bisfenol F en un 40 por ciento de las muestras y bisfenol S en el 70 por ciento), probablemente debido a la adaptación temprana de sustitutos del bisfenol A en el país.

La asociación no se llegó a observar en los niños


Los resultados de este trabajo han llegado a la conclusión de que la concentración de bisfenol A en la orina materna se asociaba con un mayor riesgo de que sus hijas presentasen asma y sibilancias en edad escolar (un aumento del doble en la concentración de bisfenol A implicaba un 13 por ciento más de riesgo). En cambio, esta asociación no se observó en los niños ni tampoco en relación a los otros dos bisfenoles estudiados. Tampoco se observaron asociaciones entre la exposición al bisfenol A en el útero y la función pulmonar en edad escolar.

“Nuestros resultados están alineados con los de estudios previos que atribuyen un papel negativo al bisfenol A sobre la salud respiratoria en la infancia. Pensamos que puede deberse a la capacidad de los bisfenoles para atravesar la placenta e interferir con los sistemas respiratorio e inmunitario cuando están en fase de desarrollo”, explica Alicia Abellán, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio.

En cuanto a las diferencias observadas entre niñas y niños, Maribel Casas, investigadora de ISGlobal y última autora del estudio, advierte que “los bisfenoles son disruptores endocrinos, pueden interferir con las hormonas sexuales, lo que puede dar lugar, como sugieren nuestros resultados, a efectos diferentes en función del sexo de la persona expuesta”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.