23 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Pediatría

El 90% de las infecciones en bebés no se cura con antibióticos

Según el Comité de Medicamentos de la AEP

Roi Piñeiro, miembro del Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría (AEP).
El 90% de las infecciones en bebés no se cura con antibióticos
Redacción
Lunes, 21 de noviembre de 2016, a las 11:10
Los españoles menores de tres años a menudo han ingerido de dos a tres ciclos de antibióticos a lo lardo de su corta vida sin que, en un 90 por ciento de los casos, estuviera siquiera indicado, según se deduce de la información dada a conocer por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Sus miembros han recordado que más del 90 por ciento de las infecciones que padecen los niños durante los dos a tres primeros años de vida se deben a virus y, por tanto, no necesitan antibióticos para su curación, ya que éstos sólo se utilizan para tratar infecciones causadas por bacterias.

Por esa razón –y en el contexto de la reciente celebración del Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos–, los pediatras han llamado la atención sobre el mal uso que se hace de estos fármacos en el ámbito de la Pediatría ya que “no hay duda de que un alto porcentaje de los antibióticos prescritos no son necesarios”, ha defendido Roi Piñeiro, miembro del Comité.

De hecho, este experto ha reconocido que, pese a la baja frecuencia de las infecciones bacterianas en los primeros años de vida, “es raro encontrar un niño español menor de tres años que no haya recibido dos o tres ciclos antibióticos, como mínimo, a lo largo de su corta vida”.

En este sentido, los pediatras han recordado que el riesgo del uso indebido y el abuso de antibióticos se debe al desarrollo de resistencias por parte de los microorganismos, de tal forma que “si no los cuidamos entre todos, mañana no servirán para curar”.

“Hay algunos antibióticos, como la penicilina, que ya solo son efectivos en algunas enfermedades. Cuando no sirvan para curar ninguna infección, será como si se hubieran extinguido, pues no tendrá sentido fabricarlo”, ha lamentado Piñeiro.

Potencial riesgo de regresar a la era preantibiótica

Este especialista ha avisado, asimismo, de que el ritmo de desarrollo de nuevas resistencias por parte de las bacterias es mayor que la aparición de nuevos antibióticos por lo que, si no se invierte esta tendencia, existe el riesgo potencial de volver a la era preantibiótica, y a la llegada de infecciones frente a los que no existiría ningún tratamiento eficaz.

Además de llamar a la responsabilidad de los profesionales de la salud de utilizarlos de forma adecuada y a partir de la evidencia científica disponible, los pediatras han apelado a la responsabilidad de los padres para que “confíen en su pediatra” y reconozcan que, en ocasiones, existe presión de la familia que exige un determinado antibiótico para que se cure el catarro de su hijo.

“Los síntomas de los catarros se pueden aliviar con otros medicamentos, como los analgésicos que disminuyen el malestar o el dolor. En el caso de la gripe, la única manera de prevenir su aparición y síntomas es a través de la vacunación”, ha defendido.

Por otro lado, este experto ha subrayado que las enfermedades son evolutivas y recomienda esperar a un tiempo prudencial que permita observar la evolución de las patologías y tener un diagnóstico, antes de administrar un antibiótico.